Archivo mensual: enero 2009

Siendo severos con quiénes más queremos

Me dejaron un libro hace ya unas semanas, se llama “El quadern de bitàcola“, de Ferran Ramon-Cortés (“El cuaderno de bitácora”). El libro no me gustó especialmente, de hecho, lo que más me gustó fue el gesto de que me lo dejaran 🙂

Me llamó la atención un párrafo, hacia la mitad-final del libro, que dice lo siguiente:

“M’adonava que és als qui tenim més aprop als qui jutgem amb més severitat. Així era en el meu cas amb la Sònia. Judicis fets amb la millor intenció, plens d’afecte, però judicis al cap i a la fi. Judicis que trencaven el nostre diàleg i que, com acabava d’aprendre, ens n’allunyaven.”

“Me di cuenta de que es a los que tenemos más cerca a quiénes juzgamos con más severidad. Así era en mi caso con Sonia. Juicios hechos con la mejor intención, llenos de afecto, pero juicios al fin y al cabo. Juicios que rompían nuestro diálogo y que, como acababa de aprender, nos alejaban.”

Y me llamó la atención porque me recordó a algo que había sentido recientemente, algo que incluso exterioricé y que casi me costó una buena amistad.

Mientras traduzco el párrafo (perdón por la osadía), pienso en otras situaciones por las que he pasado “recientemente” (en el último año). “Juicios hechos con la mejor intención“… dice el texto. Una vez alguien me dijo: “el camino al infierno está lleno de buenas intenciones”. Pues eso.

Resumiendo: A veces vale la pena pararse a pensar y a darse cuenta, tal vez, de que estamos siendo injustos por ser más o excesivamente exigentes con quiénes más queremos, con esos a los que tenemos más cerca.

Y aún más. Escribiendo estas líneas me recuerdo a mi misma que no hace tanto (horas, día(s)) he sido injusta con alguien cercano… ¿Qué te parece? ¿Y por qué? Cómo somos (las personas).

….

Imagen de playa (y lo que me gustan las imágenes de la playa… verlas y hacerlas).

platja

5 comentarios

Archivado bajo Familia

Meme: Siete cosas sobre mi

Recojo este meme del blog de Banyuken. Gracias

Router

router

Fondo de escritorio a día de hoy

Una foto de una ventana que hice en Sevilla cuando estuve en el EBE 2008, el pasado mes de noviembre.

fondo_escritorio

Siete cosas sobre mi

  1. Soy diestra pero no sé cortar con la mano derecha… uso la izquierda.
  2. Con 9 meses mi padre me tiró al mar a “nadar”. Con 3 años me apuntó a clases de natación. Con 9 años empecé a competir. Lo dejé a los 16 o 17… En mi primer trabajo “serio” en Internet (Emagister), la entrevista versó más sobre mis cualidades como ex-nadadora que cómo profesional :O
  3. Soy hija única y siempre he querido tener un hermano mayor. Alguno me ha adoptado por ahí…
  4. Con 3 años quería ser escritora de cuentos de niños para el cine (mis padres tenían un restaurante delante de un cine y los dueños me dejaban subir a la cabina de vez en cuando).
  5. De pequeña (9, 10, 11 años???) escribía cuentos y los leía en un programa de radio en Radio Calella.
  6. Me “pasé” a Mac en marzo del 2008 (sí, sólo…).
  7. Me gustan los sesos… ya, qué asco, pero mi madre me los daba de pequeñita… y me gustan.

Y bueno, como suelo hacer… aquí dejo el meme para quien lo quiera recoger 🙂

2 comentarios

Archivado bajo Vida

El tiempo lo cura todo

Dicen que el tiempo lo cura todo y a mi está frase siempre me ha dado qué pensar…

Un instante como cualquier otro del tiempo...

Un instante como otro cualquiera de mi tiempo...

Mi yo rebelde se resiste a pensar que es el tiempo y no uno mismo el que cura, arregla (o lo que sea), las cosas. Que es el tiempo el que llega a dónde no llega uno mismo. Sin embargo, hay momentos en la vida en los que uno se da cuenta de que realmente sí es cuestión de tiempo.

Por ejemplo… tiempo sí

Hállese uno sorprendido por la ruptura de una amistad de años y no sabiendo si se ha terminado para siempre. Uno reflexiona y considera que su actitud no ha sido la más honorable… pero tampoco la del amigo/ a en cuestión 😦 ¿Qué hacer?

Opción A: En las situaciones difíciles es dónde se ve realmente cómo son las personas… Es triste, pero adiós amigo/ a.

Opción B: Pensar que es algo circunstancial… perdonar, ser perdonado,… Al fin y al cabo, en situaciones como ésta es donde se prueba realmente la amistad.

Si yo eligiera siempre la opción B, alguien me diría que soy una amante de las causas perdidas 😉 En un caso como el descrito, el tiempo puede ser un buen aliado. Y es que sólo dejando pasar algo de tiempo se es capaz de discernir si esa acción x que nos ha llevado a la “ruptura” es algo circunstancial o no. La amistad, si verdadera, perdura en el tiempo y se fortalece a base de éstas y otras experiencias. Si es amistad… siempre vuelve. Los que me conocen saben que creo mucho en no forzar la amistad… porque para mi la amistad, entre muchas otras cosas, consiste en dar sin esperar recibir nada a cambio…

Por ejemplo… tiempo no

Hay ciertas ocasiones en las que dejar pasar el tiempo no sirve de nada. Como me enseñó Chris hace unos años (ya lo sabía, pero este blog me está ayudando a darme aún más cuenta del montón de cosas que aprendo siempre de Chris… ¡Gracias!), hay una serie de cosas, de experiencias, de vivencias… que uno lleva siempre en su mochila. Cosas de las que uno no puede huir, por más lejos que se vaya, y cosas con las que uno debe aprender a vivir.

En estos casos dejar pasar el tiempo no suele ayudar mucho. Es posible que te salga bien y, en mitad de ese tiempo que estás dejando pasar, suceda algo que “te arregle” el sentimiento, la situación o lo que sea. Es la táctica, por ejemplo, de Miguelito (el amigo de Mafalda), y consiste en esperar.

A mi, sin embargo, hay algo que me funciona de maravilla y que consiste en interiorizar el qué. Enfrentarme a ello de morros, sacar la “mierda” y aceptar la situación. Y si veo que no me sale (interiorizar el qué), pues la cambio (la situación). Desafortunadamente hay situaciones que uno no puede cambiar… pero son las menos. Sé que te estarás imaginando varias, pero piensa bien, seguro que se te ocurren alternativas. Créeme… tantas no hay. Empiezo con un dicho, el de que “el tiempo lo cura todo”. Y termino con otro, el de que “querer es poder”. Aunque el tema del querer y el poder es otro y no voy a entrar ahora.

7 comentarios

Archivado bajo Vida

Emprendedores y libros negros y amarillos

Me recomendaron un libro que todavía no sé si es el que me he leído u otro que se parece pero que, en cualquier caso, es éste: El libro negro del (falso) emprendedor. Ayer La semana pasada acabé de leérmelo.

libro_negro

Si una cosa tiene buena este libro es que el autor reconoce su subjetividad desde el principio.

Lo que menos me ha gustado, teniendo en cuenta que no soy muy aficionada a este tipo de lecturas pero que alguna realizo de vez en cuando, es que se plantee como una alternativa a los libros de emprendedores por el hecho de subrayar las claves del fracaso como claves del éxito, y en realidad sea más de lo mismo pero al revés. Me explico, frases como éstas en los resúmenes de cada capítulo:

“FCF1 (Factor Clave de Fracaso): Emprender con un motivo, pero sin una motivación”. Y yo digo, ¿no será esto lo mismo que decir “emprender con una motivación”? Pues eso.

No voy a hacer un resumen del libro, pero sí apuntar algunas cosas que fui señalando durante la lectura.

  • No contemplar la posibilidad de fracasar. Un rasgo que caracteriza a los auténticos emprendedores es que no contemplan la posibilidad del fracaso. Una de mis frases preferidas dice algo parecido a esto (no sé ni tan siquiera de dónde la he sacado, pero me la repito a menudo): “Lo consiguieron porque no sabían que era imposible”.
  • Ideas. “¿Si tienes una idea y todo el mundo te dice que es buena, cómo diablos va a ser buena?” 😄
  • Negocio. “Un negocio es una mirada genuina sobre una idea cualquiera.”
  • Circunstancias. “El emprendedor, antes de emprender, debe escoger sus circunstancias para no ser víctima de ellas.”
  • A full. “Emprender es una actividad full time, full mind y full soul.” No he emprendido nunca ningún negocio como tal… pero qué genial es esta sensación.
  • Emprendedor y empresario. “El emprendedor es una persona que disfruta emprendiendo, es decir, creando cosas. El empresario es alguien a quien le apasiona generar crecimiento y, sobretodo, gestionar.” Que buena distinción… Me suena a algunos conocidos míos 🙂

Deja un comentario

Archivado bajo Empresa, Libros

Recargar el móvil en cualquier parte, por un euro

Veo el otro día en los cines Icària en Barcelona un chisme para cargar tu móvil, sea cual sea (creo), en caso de necesidad. Muy práctico… si no fuera porque te tienes que quedar ahí al lado mientras se carga. Digo. Pero para un apurón sirve 🙂

cables_blog1

7 comentarios

Archivado bajo Curiosidades

Adiós a la foto del día

La foto del día nació ya hace más de dos años, en agosto del 2006. Me viene a la cabeza que, por aquél entonces, Alex y yo todavía trabajábamos codo con codo. Por las mañanas, mientras leíamos el correo, pronto, como de 7 y pico a 8, filosofábamos un poco sobre la vida (no siempre, pero sí a menudo).

Por qué empecé la foto del día, y primera etapa o etapa offline

Lo hice un día en que, yendo por la AP7, una piedra me desconchó el cristal del coche. Me dio mucha rabia (y me cagué en el camionero que conducía el camión). Al llegar a casa, queriendo quitarle importancia, pensé que dentro de un tiempo ya ni me acordaría (que es lo que pasa con las cosas que no son realmente importantes en la vida). Al cabo de cinco minutos pensé que sí, que sí que me acordaría, y que le haría una foto para acordarme, ¡vamos! Y así fue como nació la foto del día.

La verdad es que el hecho de tener reciente el postgrado de fotoperiodismo y emocionarme por iniciar proyectos fotográficos, sumado al de la reciente visualización de “Smoke“, también influyeron (para qué vamos a negarlo).

Segunda etapa de la foto del día

Algunas de mis amigas se enteraron de que cada día hacía una foto (dos de ellas compañeras del postgrado de fotoperiodismo) y empezaron a preguntarme por la foto del día tal o del día cuál. “¿Por qué no las cuelgas en algún sitio y así podemos verlas?”, me preguntaron. Ah, pues sí, buena idea. Y empecé a colgar la foto del día en flickr.

Tercera etapa de la foto del día

Chris, al que siempre le ha gustado la idea de la foto del día pero que nunca ha querido realizar él mismo, a pesar de que le he explicado que no es genuina, que lo hace todo el mundo y que él también podría hacerlo, me pidió que creara una etiqueta para la foto del día para poder suscribirse al feed. Y eso hice: fotodia.

Cuarta etapa de la foto del día

De repente a mis amigos y conocidos no sólo les gustaba la idea de la foto del día sino que me preguntaban si podían salir en ella, si serían ellos “hoy” la foto del día. Recuerdo un día que Gustavo vino y me dijo que había encontrado la foto del día. No recuerdo el por qué, pero la había encontrado “en el colgador”. Por lo que dice en la frase, cuando le fui ha hacer la foto al colgador la foto del día ya no estaba allí… pero se la hice igualmente, porque ese día era el cumpleaños de Gustavo (y el de mi prima). De aquello hace casi dos años.

colgador

240107. el dia que el gustavo troba la foto del dia en un penjador però m'ho diu tard i jo faig igualment la foto al penjador perquè avui és el seu aniversari (i el de la meva cosina

La foto del día. Definición

Esto es lo que dice en flickr de la foto del día. Antes de seguir con el post, creo necesario copiarlo aquí:

“La foto del dia és un projecte que vol deixar constància de com el dia a dia està ple de coses i persones i vivències i experiències que conformen la nostra felicitat. Aquesta és la meva felicitat.”

“La foto del día es un proyecto que quiere dejar constancia de como el día a día está lleno de cosas y de personas y de vivencias y de experiencias que conforman nuestra felicidad. Esta es mi felicidad.”

Cuándo empiezo a sentir que la foto del día deja de ser 100% mía

Durante todo este tiempo, hasta que llega este momento, siento que hago la foto en el momento del día que me apetece y que la acompaño de una frase, la que quiero (siempre empieza por “el dia que” y siempre es en catalán, por ser coherente). A veces me apetece hacer más de una foto en el mismo día, las hago y luego elijo una, así de fácil. Ambos son momentos que conforman mi felicidad, pero elijo sólo uno.

El momento en el que empiezo a sentir que la foto del día deja de ser mía es ese en el que elijo una de las dos o tres fotos que he hecho diciéndome a mi misma que es esa la que quiero pero que, con el tiempo, me doy cuenta de que no, de que no es esa, sino que la he elegido porque es la menos explícita.

Internet, privacidad e identidades

Los que me conocen saben que lo que publico en Internet lo hago porque me apetece y porque me da absolutamente igual que, quien sea, entre y lo vea o lo lea. “Trabajo de esto”, digo siempre. Y me gusta, me gusta colgar fotos y vídeos, escribir en este blog, comentar en los de mis amigos, conocidos o e-conocidos, tuitear, feisbuquear y, en general, darme e alta en cualquier red o comunidad e, inevitablemente, dejar huella. Es algo parecido al día que mi madre, estando yo en casa recién vuelta del primer día de universidad me puse a ver “Twin Peaks”, me preguntó: “¿Tu no has dicho que tenís que estudiar?”. Y yo le contesté que sí, que eso hacía…

La foto del día se ha convertido en una especie de baúl de los recuerdos para mi. A veces, cuando dudo de algo, voy a la foto del día a consultar que día pasó qué. Pero ha llegado un punto en el que cada vez me cuesta más mirarla y lograr que las piezas conformen una imagen. Está llena de fotos “trampa”, de indirectas, de sentimientos camuflados… ¿y eso por qué? La respuesta es fácil: hay cosas de mi vida que quiero compartir sólo con quién yo elijo, sea una o cien personas, pero elegidas por mí. Y para evitar compartirlo todo con todo el que entre en flickr, no soy sincera conmigo misma cuando hago la foto del día y, menos, cuando la publico.

Y por eso, y porque para mi ya ha perdido su sentido original, hace semanas que vengo pensando en terminar con el proyecto de la foto del día. Por eso y sólo por eso escribo este borrador y lo guardo hasta hoy, que lo retomo, dispuesta a publicarlo.

Sobre las identidades… Más de un amigo me ha confesado su voluntad expresa de diferenciar su persona, a través de su personalidad, en Internet y fuera de la red. A mi me parecía increíble, pero resulta que no ha sido una persona la que me lo ha contado, sino que han sido varias. Una de ellas me explicó el por qué del fracaso de tal propósito: matenía una personalidad en Internet y otra diferente fuera, “el problema es que en la vida real soy la misma persona”, me dijo.

Algunas curiosidades sobre la foto del día

  • Le digo a alguien que el domingo vi la F1 y me responde que ya, que lo vio en la foto del día
  • Charlando con alguien sobre tipos de sushi… no nos aclaramos sobre cuál elegir y de repente ese alguien dice “del que comiste un día con Marina”. “¿Cómo sabes que sushi comí con Marina?”, pregunto yo. “El que sale en la foto del día”.
  • Personas que no se conocen pero que si se vieran por la calle se reconocerían.
  • Decirme que la foto del día es como mi gran hermano.
  • Pedirme que cuelgue las fotos del día (al principio las colgaba cada día o cada dos días… últimamente tardo semanas)

La última foto del día

La última foto del día data del 14 de enero de 2009. Un día como cualquier otro pero no un día sin motivo. En todo este tiempo ha habido dos días en los que se me ha olvidado hacer la foto y otros dos cuyas fotos no he colgado ni voy a colgar.

La última foto del día es ésta:

140109. el dia que els "solers" i jo ens juntem per veure el barça i expicar-nos les penes

140109. el dia que els "solers" i jo ens juntem per veure el barça i expicar-nos les penes

Gracias a los que me habéis animado a seguir con el proyecto durante todo este tiempo. Realmente siento que aunque siguiera con él, el proyecto está terminado 🙂

9 comentarios

Archivado bajo Foto, Internet, Vida

There’s probably no God. Now stop worrying and enjoy your life

no_god1

Leo hace ya unos días en la edición impresa de El País, que van a iniciar una campaña de publicidad un tanto atrevida en los autobuses de Barcelona. El diario en cuestión decía del 5 al 19 de enero, pero creo que finalmente ha empezado hoy.

Londres, Barcelona, Madrid, Facebook

La campaña fue previamente aprobada en Londres. (Claro, ¿cómo si no, nos íbamos a lanzar los españolitos…?). Y ahora la han aprobado también en Madrid.

Efectiva lo está siendo, hasta se ha creado un grupo en Facebook. (Que así es como mido yo hoy en día si una campaña de marketing tiene éxito o no :P).

Mi opinión

He de decir que cuando la leí me sorprendió… y no positivamente. La idea de la campaña me encantó, y ole por los que han conseguido tirarla adelante. Sin embargo, desde mi humilde punto de vista, la creatividad no le hace justicia a la causa.

¿Stop worrying and enjoy your life?? ¿Qué pasa, que los creyentes no disfrutan de la vida? (Aclaro en este punto que no soy una persona que destaque por su fe en Dios).

Continuo, y seré breve. Me parece, y ésta es una opinión personal e intransferible, que un eslogan como éste es poco tolerante para con las personas creyentes. El disfrute de la vida y la fe en Dios son dos cosas absolutamente diferentes y para nada excluyentes.

Tu opinión

Estaré encantada de conocer tu opinión sobre la campaña. Puedes dejarla aquí si te apetece. Muchas gracias.

24.01.2009, actulización: Coincidiendo con el comentario de amoya, aprovecho para pasar esta foto de la publicida de la revista “Pronto” que me pasó Oriol, que por lo que parece no sólo está en Sevilla sino por lo menos también en Barcelona 😉

pronto

26 comentarios

Archivado bajo Barcelona, Comunicación y publicidad