Archivo de la etiqueta: futbol

Força Barça

Copa, Liga… ¡y a por la Champions! Esta foto que dejo es de la primera… del día de la Copa del Rey. Cortesía de una conocida de la Penya Solera Barcelonista de Calella. A mi personalmente me ha parecido muy original… ¡Força Barça!

barça

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Curiosidades, Deportes

Imagen premonitoria…¿?

Estos días los medios de comunicación, sobretodo los deportivos, se han hecho eco de la sanción impuesta al jugador del Real Madrid, Pepe, por sus agresiones a Casquero y Albín, en el partido contra el Getafe. 10 partidos le han caído.

Por si alguien no se ha enterado, aquí una de las noticias

El sábado vi en El Mundo Deportivo (edición impresa), creo que en la contraportada, una curiosidad al respecto. Mostraban la imagen de la portada de la revista para abonados de Digital +. Una imagen que alude al gran encuentro liguero del próximo fin de semana entre el Real Madrid y el FCB, y en la que salen Pepe y Messi. Messi volando por los aires. El comentario decía algo así como “esta imagen seguro que no la veremos” (porque el jugador del Madrid no podrá disputar el partido) e “¿imagen premonitoria?”. Hombre, premonitoria tampoco, pero vaya con los que eligieron la foto, qué puntería :O

A modo de curiosidad. Y aquí dejo la imagen (pido perdón por la malísima calidad, pero la cámara de la BB y yo no nos llevamos demasiado bien…).

messi_pepe1

2 comentarios

Archivado bajo Curiosidades, Deportes

Déjame correr

“Déjame correr” es un cuento que escribí hace tiempo para un concurso. Cuando me llamaron para decirme que no había ganado (al menos me llamaron) me preguntaron que cuántos años tenía. Dije que veintinomeacuerdo y me contestaron “ah, entonces nada”. Y yo “¿por qué?”. “Porque a los menores de 14 les damos un obsequio”. Me quedé chascada XD

Aquí va un trozo sólo y el resto en PDF. Desde ya GRACIAS al que se tome la molestia de leerlo.

Se lo pido cada día, déjame correr papá, déjame correr. Pero él nada. Él nunca me deja correr. Mi padre no es que sea malo, ni que no tenga sentimientos, ni que no quiera jugar conmigo. Mi padre es que no me deja correr.

Yo cada día me levanto, me lavo, me pongo mi chándal, desayuno y me voy al campo a pelotear un rato. Bueno no, no es verdad, eso no es lo que hago cada día. Mi padre me lo dice siempre, que no diga mentiras, pero a mi me sale, me sale sólo. Así que voy a comenzar de nuevo, esta vez sin mentiras.

Yo cada día, después de lo del chándal o los tejanos o lo que sea, voy al colegio. Mi padre me sube al coche y nos vamos hacia allí. En clase hacemos lo que se hace siempre en en estos casos: sumas, sumas llevando, restas, multiplicaciones, divisiones de uno, de dos, de tres, dibujamos, leemos, escribimos y también lloramos y nos reímos. Lloramos porque nos pegamos. Yo siempre le pego a Pablo, que me quita el lápiz y lo tira a la otra punta de clase y a ver quién se levanta a buscarlo, luego no me da tiempo de acabar los problemas, luego siempre me riñen. Y reímos a veces porque nos lo pasamos bien jugando (y haciendo llorar).

Cuando Pablo me tira el lápiz a la otra punta de la clase me dan ataques de nervios. Me tiemblan las piernas y parece como si se fueran a mover solas, sin que yo les diga que se levanten ni nada, solas, ellas por un lado y yo por otro y las piernas cobran vida y se levantan. Me dan esos ataques porque no se puede uno levantar e ir a la otra punta de la clase. No se puede. Un día de estos le voy a pegar tan fuerte que a él también le van a dar ataques de nervios mucho peores que los míos. Papá dice que no sea malo, que hay que ser bueno con los amigos y que es normal, que los amigos se hacen bromas (a veces pesadas) pero a mi no me gustan nada las bromas que me hace Pablo. Un día de estos me voy a levantar y le voy a tirar un examen a él por la ventana, para que sepa de verdad lo que es no poder levantarte a recoger tus cosas y que la profesora te castigue sin salir al patio. Sin salir al patio a pelotear. Todos en el recreo peloteando y tu allí castigado. Todos en el recreo peloteando y tu allí, sentado.

Los niños en el recreo siempre pelotean. Las niñas no, las niñas no pelotean nunca. Hay una niña, Marta, que a mi me gusta mucho..

Descargar PDF

2 comentarios

Archivado bajo Relatos

Sobre espectadores y audiencias

escuts

Veo el fin de semana pasado en el programa “Futbol int.” del Canal 33 (Televisió de Catalunya) que están comentando los resultados de la liga de fútbol marroquí. No soy una seguidora habitual del programa (sólo de vez en cuando) pero por el modo en el que hablaban y realizaban los comentarios los periodistas, parecía que no estaban acostumbrados. Tampoco me sonaba que, hasta la fecha, el programa incluyera una sección de fútbol marroquí (como sí de fútbol europeo, americano o africano).

La importancia de tener en cuenta a tu audiencia potencial

El programa en cuestión tiene una audiencia mayoritariamente residente en Catalunya y uno de los colectivos de inmigrantes con más presencia en Catalunya es el marroquí. Así pues, no es de extrañar que una sección como ésta mejore las cifras de audiencia del programa.

Y si no, la importancia de saber escuchar a tu audiencia real

Al terminar el programa me entero de que, en efecto, se trata de una nueva sección. Me entero también de que la han incorporado debido a las múltiples peticiones por parte de los espectadores habituales del programa.

***

Esto enlaza con algo que Chris y yo hace tiempo que quisimos poner en marcha: un libro de principios relacionando dos de nuestras pasiones, la música e Internet. Desafortunadamente, nos quedamos en la regla número uno.

Regla núm. 1: Confía en tus usuarios

Esta imagen de Eddie Vedder (vocalista y líder de Pearl Jam) lo dice todo. Así que, tanto en un concierto, como en la televisión, como en Internet… como en cualquier otro medio: confiar en tu público es tu principal baza.

pj

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicación y publicidad, Deportes

Servicaixa y Atenció al soci del FCB

atencio soci

Esta noche hemos ido al Camp Nou a ver el Barça-Sevilla de la Copa del Rey. Resultado: 0-0. Partido con bastante de soso y poco de chispeante. Prueba superada.

Pero no voy a hablar del partido (por varios motivos, entre los cuales, destacan mi poca habilidad para ello y que ya lo hacen los diarios deportivos, y además mucho mejor).

Voy a hablar de Servicaixa y de la “Atenció al soci” del FCB. No es que no me guste el servicio de la Caixa, al contrario, resulta muy práctico. Tal vez los gastos de tramitación sean un poco elevados, pero bien. Hoy hemos comprado las entradas a través del Servicaixa y, a diferencia de lo que sucede con Ticktackticket, uno puede imprimirlas hasta justo antes del partido y evitarse así las colas a la entrada del evento. Puesbien, cuál ha sido nuestra sorpresa al pasar con la entrada: “el código está mal impreso, pasa muchas veces con las entradas del Servicaixa”- dice el chico de la entrada. Ahhhh qué bien, pienso. “Pero no pasa nada, en la oficina de Atenció al soci os hacen un pase”. Claro, a 15 minutos del partido y 50 personas de cola con exactamente el mismo problema. Te hacen un pase.

Y yo me pregunto

Si es algo que pasa, ¿por qué no lo arreglan (los del Servicaixa)?

Hasta que lo arreglen, si es algo que pasa, ¿por qué no te dejan pasar y te rompen la entrada (para mejorar esa atención al socio…)?

Sólo hemos tenido que hacer 15 minutos de cola, la verdad es que el canje, una vez ha sido nuestro turno, ha sido rápido. Pero no exagero cuando digo que al empezar el partido (justo cuando hemos llegado a nuestras localidades), debían quedar aún unas 20 o 30 personas en la cola. Personas que se han perdido el inicio del partido por un mal servicio o por una mala gestión, eso ya al gusto del consumidor.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Vida

Ver películas por Internet


Ver películas por Internet es hoy una realidad. Si he de ser sincera, no tengo mucha experiencia por no decir ninguna en el tema. Más que nada porque mi conexión a Internet es lenta (la del trabajo no, pero claro, en el trabajo utilizo el ancho de banda para otras cosas) y porque con ilusionarme con Pandora (actualmente sólo disponible para US) ya tuve bastante. Pero ese es otro tema 🙂 Este post era para recomendar un par de alternativas existentes para ver películas y series y de todo por Internet, Peekvid o Boxsweeper (con más enlaces funcionando que la primera), pero al final he decidido escribir también un poco de historia (personal) sobre el tema.

A día de hoy existen lugares donde uno puede ver series, películas, dibujos,… ¡online! Ya no vas al videoclub y eliges sino que entras en Peekvid y Boxsweeper y eliges. Y ves la película por Internet. La mayoría del contenido es en inglés pero se puede encontrar ya muchísimo material. Las malas noticias son que hay bastantes links rotos y un poco de descontrol sobre los contenidos. Tiempo al tiempo.

Para los amantes del deporte, recomiendo también algunos programas de streaming como son Sopcast o PPStream y una web con información disponible acerca de la programación: Rojadirecta.com.

Un poco de historia
De cuando las películas se alquilaban en el videoclub y las canciones te las grababas de la radio

Cuando empecé la carrera, allá por el año 1999 (¡con el efecto 2000 acechando a la vuelta de la esquina!), mi ordenador ya se pasaba horas conectado a Internet pero una servidora, amante de la música y consumidora habitual de cine, aún no había descubierto las posibilidades del medio para compartir dichos y por tantos tan queridos bienes de consumo y/ o productos artísticos (no es mi intención aquí que alguien se sienta ofendido).

Por la naturaleza de los estudios cursados (Comunicación Audiovisual), el debate de si la música por Internet se estaba compartiendo en masa o se estaba pirateando surgió no sólo en mi interior si no en diversos de los ambientes e incluso clases a las que asistía. En cierta ocasión, decidí profundizar en el tema y montar un par de grupos de debate para tratar el asunto y analizarlo metódicamente. A modo de anécdota, contaré que uno de los asistentes afirmó haber dejado de ser fan de Metallica por todo el embrollo que la banda tuvo con Napster.

Atrás han quedado ya Napster, Audiogalaxy y FlashGet (y muchos más, pero estos eran mis preferidos). Mientras tanto, la indústria discográfica sigue quejándose en vez de realizar esfuerzos por adaptarse a una nueva realidad y un nuevo modo de consumo cultural (especialmente de música, cine y series de televisión). Para muestra miren en su mac, ¿qué es iTunes si no uno de esos inteligentes esfuerzos? Mientras tanto, Sony y tantos otros siguen haciéndose ricos ahora gracias a la venta de cds y dvds vírgenes (para hacer copias de seguridad, no para grabar música ni vídeos, ¿eh?) y adentrándose en nuevas áreas como la producción y venta de grabadoras primero de cd y luego también de dvd.

Y ahora toca una aclaración: conste por escrito que con todo esto no estoy atacando a la propiedad intelectual, nada más lejos de mi intención.

Streaming
Todavía recuerdo la primera vez que oí a alguien hablar sobre el streaming. Fue en primero de carrera, en la asignatura de “Tecnología” (o algo así se llamaba). Poco a poco, el streaming fue cobrando forma en mi cabeza y pasó de una cosa difusa a una realidad para emisoras de radio y televisión con pocos recursos… ¡sin necesidad de licencias! ¿Increíble, no?

En poco tiempo empecé a hacerme preguntas que muchos ya hacía algo más que se planteaban tales como “¿cómo una radio convencional puede limitarse a colgar sus programas en Internet o a emitir en directo también a través de ahí?”. ¡El medio Internet ofrecía muchas más posibilidades!Y no sólo eso… la tecnología ofrecía muchas más alternativas de consumo… ¡muchas más!

La era YouTube
La tecnología ofrecía tantas posibilidades que en los inicios de YouTube muchos se preguntaban de donde sacaba tanto espacio para almacenar los videos esa web donde podías encontrar vídeos de casi cualquier cosa. Hoy en día YouTube se ha convertido en muchas cosas: recuperar programas antiguos, ver vidoclips de todos los tiempos, encontrar la canción del anuncio ese que nadie sabe cómo se llama, dar a conocer tus propias producciones audiovisuales, difundir los videos de tu recién estrenado conjunto musical… y hasta la manera que tiene una televisión nacional como la de Venezuela de seguir adelante cuando se cierra la emisora. Todavía no se pueden ver películas en YouTube.

¿Qué decís? ¿Estaría bien? ¿O el sector audiovisual se merece algo más de reconocimiento? Tal vez sea una arma de doble filo… rápida penetración en el mercado para los que se inician y demasiado rápida para los que no lo necesitan porque ya gozan del reconocimiento deseado. ¿Cómo podrán convivir éstas y otras necesidades del sector audiovisual ante la imparable evolución del consumo cultural?

4 comentarios

Archivado bajo Cine y TV, Internet