Archivo de la etiqueta: SciFi

EMP Museum in Seattle, Part I: SciFi

There’s a museum that you don’t want to miss if you ever go to Seattle: The EMP Museum, which is all about music, science fiction and pop culture. I had no doubt I’d make the tour because they currently have an exhibition about Nirvana, but to our surprise, they  had a SciFi exhibition and a Video Games one, that were pretty entertaining too.

Another cool thing about this museum is the actual building, and specifically:

  • Its architect, Frank Gehry (also know by teh Guggenheim Museum in Bilbao, the Dancing House in Prague, or the MIT Ray and Maria Stata Center in Cambridge, amongst others)
  • The monorail, which goes through the museum.
  • I know I was lucky with the weather, but when the light gets reflected in the surface of the building it creates this beautiful effect on the stairs, in front of the same.

pan-space-needle copy

The SciFi Exhibition

Here’s a collection of items that can be found at the EMP Museum SciFi exhibition. I have to admit that I am not that much a science fiction fan, but I was able to recognize some of the following:

An authentic alien

alien

Superman

superman

A laser sable handle

starwarslaser

An ax… that once belonged to Jack Nickolson

shinning

Terminator

terminator

And some Star Treck stuff

startreck3 startreck1 startreck2

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Cine y TV, Viajes

Festival de Sitges 2008

¿Te ha pasado alguna vez que vas a ver una película, te metes en otra, y no te das cuenta hasta que llegas a casa? (Y encima tienes como unos 20 minutos en coche de vuelta a casa para darte cuenta…).

Por ejemplo, tu amigo, con el que vas a ver la película y que tampoco se da cuenta del trueque, compra entradas para ver: “my dream or loneliness never walks alone“. Por una vez llegáis, recogéis las entradas (¡tenéis entradas!), dais una vuelta, veis a los zombies que hay porla calle. Los zombies merecen foto:

(Nota: como no conozco a este tipo y le he cropado para mostrar los zombies que nos encontrábamos por la calle, al menos le tapo los ojos, aunque a menos que vaya siempre así pintado o sea un zombie de verdad, tampoco es que se le vaya a reconocer fácilmente. Y darle las gracias.)

¿Por dónde iba?… Ah sí, véis a los zombies, vais a cenar y aún os sigue sobrando tiempo para dar otra vueltecilla. Os encontráis a unos amigos por la calle, os explicáis los respectivos planes cinéfilos (y los no cinéfilos) para el fin de semana, y ahora sí que ya iría siendo hora de entrar.

¿Y dónde entras? Pues te vas al Retiro y entras. Aunque en tus entradas ponga Prado. Y te pones a ver Tokyo. Tu vas donde te parece (que para algo has pagado, ¿o no es eso lo que se dice?).

Visto desde la distancia, la primera sospecha podría haber sido cuando el tipo que nos dejó pasar nos dijo que llegábamos tarde y yo le dije “justitos” y él “tarde” y yo pensé “ya que nos deja pasar, tampoco te pongas chulita”. Él tenía razón, para la de Tokyo llegábamos 15 minutos tarde :p

La segunda sospecha (todas vistas a posteriori…) fue que eran tres historias en vez de una.

La tercera que cuando se acabaron las tres historias en la pantalla ponía “TOKYIO” (y no aquél título tan largo que no conseguía recordar pero que ése no era).

La cuarta que al llegar a casa, la página de Sitges que tenía abierta en el navegador era de otra peli (y la había estado mirando, aunque parece que no muy atentamente, antes de irme).

Y la confirmación vino cuando cogí la entrada y leí que, efectivamente, nos habíamos confundido de película.

Respuesta de JJ cuando se lo dije: “Ya, me lo pareció en los créditos. Pero ésta es la que yo quería ir a ver, y se habían acabado las entradas.” Con esto no quiso decir que lo hubiera hecho intencionadamente (creo… jeje), pero al menos no nos salió mal del todo 😉 Aunque lo cierto es que las dos pintában muy bien.

Ya decía yo que la primera historia tenía un estilo Gondry bastante inconfundible…

2 comentarios

Archivado bajo Cine y TV

Innovar en Internet (y la Ciencia Ficción)

Esta reflexión tiene que algo que ver con eso de que los usuarios pasan más tiempo en el resto de webs que en la tuya. Esto no significa que no haya que intentar ser diferente, pero sí que hay que tener muy mucho en cuenta cómo y para quién se innova.

Esto enlaza con otro tema de amplia discusión que es la importancia de conocer bien a tus usuarios. Este para otro día.

Así pues, y volviendo al tema principal, cuando uno se encuentra en medio de un proyecto nuevo (o no), con toda su ilusión rebosando por doquier y el cerebro generando ideas a cada momento, no es difícil caer en la tentación de montarse tal paranoia que se acabe convirtiendo en un universo paralelo que a duras penas uno mismo es capaz de comprender (exagerando un poco).

Sin exagerar tanto, y no a nivel de grandes cambios sino de pequeñas grandes mejoras, ejemplos hay muchos. Algunos buenos y otros no tan buenos. Uno bueno (para mi): las opciones de edición de campos de Flickr, ahora ya bastante estandarizadas. Otros no tan buenos: los links que no son azules o no están subrayados (gran imposición de Google; por mucho que te empeñes, los azules siempre se reconocen y los otros, a veces sí y a veces no) o los botones con formas y colores (de los que aún no sé muy bien qué pensar).

La cuestión es, ¿cómo distinguir una idea fresca, una buena idea, de algo que está destinado al fracaso o, en el mejor de los casos, a que triumfe sólo entre tus seres más cercanos y frikis (esos heavy users…)?

Yo tengo un método (si soy métodica, qué pasa). Lo cierto es que tampoco soy de esas personas que emanan ideas constantemente, sino más bien de las que las aprovechan y consiguen ponerlas en práctica. Pero esto también sirve para la puesta en marcha de algo étereo que queremos que se convierta en realidad. Y para los que creen que en la universidad no se enseña nada, casi todo lo que voy a escribir a continuación me lo inspiraron allí :p

La prueba de la madre

Consiste en preguntarse a uno mismo si su madre (sirva el abuelo, la tía, el hermano pequeño o hasta esa prima segunda que sólo vemos en Navidad), lo entendería.

Por más grande que sea el cambio que quiero introducir en mi site, la prueba no falla: si lo entiende mi madre, es que está bien hecho.

Claro que conseguir esto no es tan fácil. Lo habitual es que requiera de unas explicaciones por aquí, unos tips por allá, unos ejemplos por si acaso… Y en estos casos es cuando aplico la prueba de la Ciencia Ficción.

La prueba de la Ciencia Ficción (CF)

En esta prueba la pregunta clave viene a ser algo así: ¿Es mi idea como una de esas películas de CF en las que la mayor parte del éxito reside en el atractivo de ese mundo IMAGINARIO pero tan ENTRETENIDO y ATRACTIVO que el director, guionista o quién sea ha construido PARA SÍ y al cual ha conseguido arrastrar al ESPECTADOR?

Si la respuesta es NO, es decir, si no hemos ideado un nuevo sistema de gestión de correo donde hace falta entender que el “Inbox” se llama “My[insertar aquí el nombre del site”], no hay bandeja de enviados y los mensajes no se pueden borrar porque para nuestro site son leads que queremos mantener en el historial del usuario, entonces estamos salvados 😉

Si la respuesta es SÍ, y aún así nos parece que estamos delante del “Star Wars” de la Web 2.0., entonces estamos delante de algo que podría ser realmente innovador.

Con los pies en el suelo

Muy importante para el SÍ a nuestra IDEA de Ciencia Ficción: contrastar nuestra visión con la de los demás. Ya, y ahora me diréis, ¿y si resulta que soy un visionario y sólo yo puedo verlo? A lo que yo respondo: mira dentro de ti, seguro que sabes si tienes aunque sea sólo un poco de madera de visionario… 😉

Reinventar la rueda está de más. Copiar o ADAPTAR (que dicen en el cine…) buenas ideas, suele salir a cuenta antes de lanzarse a la piscina con algo realmente diferente.

El Usuario ¿a quién te diriges?

Esto lo he puesto al final pero es bueno hacerlo al principio :p Aquí una servidora peca de emocionarse y obviarlo y darse cuenta de que, como una vez nos dijo mi profesor de radio: “habéis hecho un magazine cojonudo pero lo que os había pedido era un radio-fórmula.” Pues esto es igual, haces una web para fans de “Star wars” cuando lo que en realidad te gustaría es llegar a todas las abuelas del mundo (que son las que aún no conocen tu web).

2 comentarios

Archivado bajo Internet