Archivo de la etiqueta: Foto

Bien podrían ser imágenes de mi cabecita

Hice estas fotos el día subiendo en Funicular a la Fundación Miró. Un momento, oye. Y yo sin saber que existía esto (lleno de guiris el funicular).

Mientras las hacía, pensaba que podrían ser imágenes de mi cabecita.

No veo nada

tunel

A veces hay luz, pero tampoco veo nada

mala_luz

A veces veo luz al final del túnel…

luz_tunel

Deja un comentario

Archivado bajo Foto, Vida

Adiós a la foto del día

La foto del día nació ya hace más de dos años, en agosto del 2006. Me viene a la cabeza que, por aquél entonces, Alex y yo todavía trabajábamos codo con codo. Por las mañanas, mientras leíamos el correo, pronto, como de 7 y pico a 8, filosofábamos un poco sobre la vida (no siempre, pero sí a menudo).

Por qué empecé la foto del día, y primera etapa o etapa offline

Lo hice un día en que, yendo por la AP7, una piedra me desconchó el cristal del coche. Me dio mucha rabia (y me cagué en el camionero que conducía el camión). Al llegar a casa, queriendo quitarle importancia, pensé que dentro de un tiempo ya ni me acordaría (que es lo que pasa con las cosas que no son realmente importantes en la vida). Al cabo de cinco minutos pensé que sí, que sí que me acordaría, y que le haría una foto para acordarme, ¡vamos! Y así fue como nació la foto del día.

La verdad es que el hecho de tener reciente el postgrado de fotoperiodismo y emocionarme por iniciar proyectos fotográficos, sumado al de la reciente visualización de “Smoke“, también influyeron (para qué vamos a negarlo).

Segunda etapa de la foto del día

Algunas de mis amigas se enteraron de que cada día hacía una foto (dos de ellas compañeras del postgrado de fotoperiodismo) y empezaron a preguntarme por la foto del día tal o del día cuál. “¿Por qué no las cuelgas en algún sitio y así podemos verlas?”, me preguntaron. Ah, pues sí, buena idea. Y empecé a colgar la foto del día en flickr.

Tercera etapa de la foto del día

Chris, al que siempre le ha gustado la idea de la foto del día pero que nunca ha querido realizar él mismo, a pesar de que le he explicado que no es genuina, que lo hace todo el mundo y que él también podría hacerlo, me pidió que creara una etiqueta para la foto del día para poder suscribirse al feed. Y eso hice: fotodia.

Cuarta etapa de la foto del día

De repente a mis amigos y conocidos no sólo les gustaba la idea de la foto del día sino que me preguntaban si podían salir en ella, si serían ellos “hoy” la foto del día. Recuerdo un día que Gustavo vino y me dijo que había encontrado la foto del día. No recuerdo el por qué, pero la había encontrado “en el colgador”. Por lo que dice en la frase, cuando le fui ha hacer la foto al colgador la foto del día ya no estaba allí… pero se la hice igualmente, porque ese día era el cumpleaños de Gustavo (y el de mi prima). De aquello hace casi dos años.

colgador

240107. el dia que el gustavo troba la foto del dia en un penjador però m'ho diu tard i jo faig igualment la foto al penjador perquè avui és el seu aniversari (i el de la meva cosina

La foto del día. Definición

Esto es lo que dice en flickr de la foto del día. Antes de seguir con el post, creo necesario copiarlo aquí:

“La foto del dia és un projecte que vol deixar constància de com el dia a dia està ple de coses i persones i vivències i experiències que conformen la nostra felicitat. Aquesta és la meva felicitat.”

“La foto del día es un proyecto que quiere dejar constancia de como el día a día está lleno de cosas y de personas y de vivencias y de experiencias que conforman nuestra felicidad. Esta es mi felicidad.”

Cuándo empiezo a sentir que la foto del día deja de ser 100% mía

Durante todo este tiempo, hasta que llega este momento, siento que hago la foto en el momento del día que me apetece y que la acompaño de una frase, la que quiero (siempre empieza por “el dia que” y siempre es en catalán, por ser coherente). A veces me apetece hacer más de una foto en el mismo día, las hago y luego elijo una, así de fácil. Ambos son momentos que conforman mi felicidad, pero elijo sólo uno.

El momento en el que empiezo a sentir que la foto del día deja de ser mía es ese en el que elijo una de las dos o tres fotos que he hecho diciéndome a mi misma que es esa la que quiero pero que, con el tiempo, me doy cuenta de que no, de que no es esa, sino que la he elegido porque es la menos explícita.

Internet, privacidad e identidades

Los que me conocen saben que lo que publico en Internet lo hago porque me apetece y porque me da absolutamente igual que, quien sea, entre y lo vea o lo lea. “Trabajo de esto”, digo siempre. Y me gusta, me gusta colgar fotos y vídeos, escribir en este blog, comentar en los de mis amigos, conocidos o e-conocidos, tuitear, feisbuquear y, en general, darme e alta en cualquier red o comunidad e, inevitablemente, dejar huella. Es algo parecido al día que mi madre, estando yo en casa recién vuelta del primer día de universidad me puse a ver “Twin Peaks”, me preguntó: “¿Tu no has dicho que tenís que estudiar?”. Y yo le contesté que sí, que eso hacía…

La foto del día se ha convertido en una especie de baúl de los recuerdos para mi. A veces, cuando dudo de algo, voy a la foto del día a consultar que día pasó qué. Pero ha llegado un punto en el que cada vez me cuesta más mirarla y lograr que las piezas conformen una imagen. Está llena de fotos “trampa”, de indirectas, de sentimientos camuflados… ¿y eso por qué? La respuesta es fácil: hay cosas de mi vida que quiero compartir sólo con quién yo elijo, sea una o cien personas, pero elegidas por mí. Y para evitar compartirlo todo con todo el que entre en flickr, no soy sincera conmigo misma cuando hago la foto del día y, menos, cuando la publico.

Y por eso, y porque para mi ya ha perdido su sentido original, hace semanas que vengo pensando en terminar con el proyecto de la foto del día. Por eso y sólo por eso escribo este borrador y lo guardo hasta hoy, que lo retomo, dispuesta a publicarlo.

Sobre las identidades… Más de un amigo me ha confesado su voluntad expresa de diferenciar su persona, a través de su personalidad, en Internet y fuera de la red. A mi me parecía increíble, pero resulta que no ha sido una persona la que me lo ha contado, sino que han sido varias. Una de ellas me explicó el por qué del fracaso de tal propósito: matenía una personalidad en Internet y otra diferente fuera, “el problema es que en la vida real soy la misma persona”, me dijo.

Algunas curiosidades sobre la foto del día

  • Le digo a alguien que el domingo vi la F1 y me responde que ya, que lo vio en la foto del día
  • Charlando con alguien sobre tipos de sushi… no nos aclaramos sobre cuál elegir y de repente ese alguien dice “del que comiste un día con Marina”. “¿Cómo sabes que sushi comí con Marina?”, pregunto yo. “El que sale en la foto del día”.
  • Personas que no se conocen pero que si se vieran por la calle se reconocerían.
  • Decirme que la foto del día es como mi gran hermano.
  • Pedirme que cuelgue las fotos del día (al principio las colgaba cada día o cada dos días… últimamente tardo semanas)

La última foto del día

La última foto del día data del 14 de enero de 2009. Un día como cualquier otro pero no un día sin motivo. En todo este tiempo ha habido dos días en los que se me ha olvidado hacer la foto y otros dos cuyas fotos no he colgado ni voy a colgar.

La última foto del día es ésta:

140109. el dia que els "solers" i jo ens juntem per veure el barça i expicar-nos les penes

140109. el dia que els "solers" i jo ens juntem per veure el barça i expicar-nos les penes

Gracias a los que me habéis animado a seguir con el proyecto durante todo este tiempo. Realmente siento que aunque siguiera con él, el proyecto está terminado 🙂

9 comentarios

Archivado bajo Foto, Internet, Vida

La foto de Navidad con Irene

Creo que ya se ha convertido en una tradición. Cada año, el día de la comida de Navidad de la empresa, Irene y yo nos hacemos una foto juntas. Me pregunto qué pasará cuando dejemos de trabajar en la misma empresa…

Estoy segura de que esta “tradición” empezó antes del 2006, porque recuerdo como si fuera ayer cuando Irene vino a mi mesa y dijo “nos tenemos que hacer nuestra foto de cada año”. Y yo le contesté “¿qué foto de cada año?”. Y ella me contestó “la foto de Navidad, como la que nos hicimos el año pasado”. Así que esto debió empezar, como tarde, en 2005 🙂

@Irene: No tengo las fotos de los años anteriores… 😦

2006

2006

2006_2

@Irene: Estoy segura de que tu tienes fotos en las que salimos, cómo decirlo, un poco mejor 😄 Yo sólo he encontrado estas dos :O

2007

2007

2008

2008

Sobre Irene…

Sobre Irene podría decir muchas cosas, pero voy a destacar sólo una, que como dice Chris, y ya sé que me repito más que el ajo pero es que es verdad y encima viene muy a cuento (nota: ¿no es bonita la expresión “venir a cuento”?), la hace fuerte y la hace débil al mismo tiempo. Irene es una persona que, por encima de cualquier otra cosa, se preocupa por las personas; y no sólo eso, sino que piensa en ellas y se lo demuestra a cada instante.

Dicen que viajar con un amigo o amiga es una prueba de fuego para la amistad entre ambos. Irene y yo viajamos juntas por primera vez el pasado mes de agosto. Y el resultado fue espectacular. No me cansaré de darte las gracias por dejarme conocerte mejor, por acercarte… y por dejar que me acercara a ti.

Sigo con lo de pensar en los demás. Ejemplos, muchos. Uno, que me marcó especialmente. Estar a mi lado cuando lo he necesitado, aún sin saber yo que lo necesitaba… no darme la espalda, apoyarme y, encima, aguantar mis impertinencias (sin retraérmelas en el futuro). Casi nada. Sólo tengo una palabra: GRACIAS. Por esto, por el resto de cosas que ya sabes y, sobretodo sobretodo sobretodo, quiero pensar que por contar conmigo en los momentos difíciles (y por supuesto también en los fáciles ;)), como yo cuento contigo.

(¿La debilidad? Estar tan ocupada pensando en los demás que se olvida de ella misma… Por suerte o por desgracia (por lo pesaos! jaja), somos unos cuantos a los que también nos gusta pensar en ella y estar “ahí” ;)).

La foto de Navidad con Irene. ¿Y por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?

  • ¿Por qué Irene siempre está a la izquierda y yo a la derecha?
  • ¿Por qué voy yo de verde? ¿Será el espíritu navideño?
  • ¿Por qué juntamos tanto la cabeza?
  • ¿Por qué una de las dos se pone por debajo de la otra? (2007 Irene, 2008 yo de rodillas

9 comentarios

Archivado bajo Foto

Desactualizados

Vale que aunque todos llevemos móvil las cabinas de teléfono sigan existiendo (aunque menos), porque nunca se sabe cuándo vas a necesitar una.

Vale que los precios altos (por ejemplo los de los pisos) sigan estando “traducidos” (aunque vale menos que las cabinas).

Pero hay cosas, que son como el anuncio aquel (de ADSL me parece que era, no me acuerdo de la marca) del hombre desactualizado. Hay cosas que, sencillamente… ya no tocan.

Algunas, como ésta, todavía tienen un pase:

edit_500

Me imagino que este letrero que encontramos en la pared de una calle de Sevilla ya no sigue vigente, y hasta cierto punto le da un toque gracioso. Desconozco el motivo por el cuál no lo han quitado… pero en este caso la desactualización sería doble: de precio y de moneda 😛

Ahora bien, que un periódico regale escáneres para negativos en plena era digital, sinceramente, me produce un poco de vergüenza ajena. Y voy a explicar por qué.

edit_anuncio_elmundo

Por qué me produce vergüenza ajena que un periódico regale escáneres para negativos fotográficos

Porque es posible que un romántico de la fotografía siga ampliando sus fotos en casa, siga necesitando un escáner y hasta que le vendan negativos en la tienda de la esquina de su casa (aunque si no lo hacen, seguramente sabrá donde conseguirlos). Pero al lector medio de un periódico, el que junta los recortables y se apunta a todas las promociones, a ése, en los tiempos que corren, a ése no le interesa un escáner para negativos fotográficos. No le interesa absolutamente para nada.

Mi resumen: que los precios de los escáneres para negativos sean hoy mucho más bajos que hace cuatro años, no es motivo suficiente para crearle la necesidad de tener uno a un público masivo.

2 comentarios

Archivado bajo Curiosidades