Archivo de la etiqueta: publicidad

Publicidad en LinkedIn

Ya en su día me pareció “raro” ver AdSense en mi perfil de LinkedIn, pero pensé… bah, tampoco molesta.

Pero lo que sí que no me ha gustado ha sido, hoy, encontrar este banner. Ya sé que no tiene nada que ver conmigo ni con mi perfil… pero me resulta fuera de lugar.

publi_linkedin

No sé si es que la seriedad de la reputación de LinkedIn como red de contactos profesionales está tan bien establecida que se pueden permitir tener este tipo de publicidad. Lo que estoy planteando no es si esto les puede hacer daño o no… A mi este banner me desagrada mucho en el perfil, pero no me voy a dar de baja. Y creo que esta puede ser la actitud de la mayoría de usuarios del portal a los que les “moleste” el banner.

Lo que planteo es si es el hecho de tener una imagen “indañable” lo que les permite tener banners de este tipo.

Lo que me pregunto es si tienen esa imagen “indañable”.

Dicho de otra manera… si ahora alguien monta una red de contactos profesionales tipo LinkedIn, sin referente ninguno, y empieza a incluir publicidad como ésta en los perfiles… ¿qué pensarías? Desde mi punto de vista, su reputación sería “cutrecilla”… ¿no?

3 comentarios

Archivado bajo Comunicación y publicidad, Internet, redes sociales

En alquiler

Este post va a ser un poco raro (a lo mejor) porque hay varias cosas en mi cabeza, cosas que no tienen mucha relación las unas con las otras. Ahora trataré de explicarlo.

Publicidad gratis

Cada vez que pasamos por uno de esos carteles juntos se produce una conversación tal que ésta:

1. Vuestra empresa se gasta mucho en publicidad offline, ¿no?

2. ¿Dónde?

1. Ahí, mira.

2. (Me giro) ¡No es nuestra, esa publicidad!

1. Risas

2. Risas

Publicidad gratis, entonces, pienso.

En alquiler

La empresa donde trabajo se llama enalquiler.com. Y estos son algunos de los carteles a los que hago referencia en el diálogo anterior:

Pequeñas cosas que me hacen reír

Esta es una de esas pequeñas cosas, una cosa que puede parecer tonta, pero que me hace reír… que me hace sonreír. Una de las pequeñas cosas que junto a las otras muchas pequeñas cosas que me gustan, conform mi felicidad. Es como cuando mi padre me dice “mira, tienes chocolate ahí en la muñeca” y yo digo “¿dónde?” y el dice “ahí”.  Y no es chocolate, es una peca. Pero él siempre me lo dice, y yo siempre caigo. Y siempre nos reímos.

5 comentarios

Archivado bajo Comunicación y publicidad, Pisos

Al menos tienes la opción de que no haya publicidad

Estas últimas semanas me he lanzado al uso de Spotify. Sí… venga… es cómodo. Me sigue gustando tener mis CD’s y mi iPod y mis cosas. Pero en el trabajo es cómodo usar Spotify (si puedes escuchar música en el trabajo).

El otro día lo puse en casa, estaba en el baño lavándome los dientes y suena… “Cruz Roja… blablabla… Cruz Roja”.

Y pensé que al menos con Spotify tienes la opción de escuchar música sin publicidad. Mira:

spotify

La primera opción, que es la que uso yo (y toda la gente que conozco) es gratuita… pero tiene publicidad. Las otras dos no. Las otras dos son ad-free. Del todo. O eso parece. Si hay alguien que pueda confirmarlo, agradecida quedaré.

Radio

La radio es gratis y también dan anuncios. Y no sólo eso sino que te cortan las canciones. ¿Quién no le ha dado al REC para grabar sus canciones favoritas sin saber cuándo parar o cómo dejar fuera al locutor del programa? Ay, qué tiempos aquellos 🙂 Radio de pago diría que no hay. La radio de las ondas electromagnéticas, quiero decir.

Televisión

La TV. La tele ya es otro mundo. En la asignatura de derecho y comunicación, en la facultad, nos explicaron unas leyes muy interesantes que ahora no recuerdo y que ya por aquel entonces sonaban a leyenda urbana, sobre los cortes publicitarios permitidos en televisión y la duración de los mismos. Pese a ello, ver una película en televisión resulta hoy en día una tarea harto complicada…

Sin embargo, la televisión de pago existe. Y en la televisión de pago… sí que es verdad que hay canales en los que no existe la publicidad (¿es cierto esto??? ¿hay algún canal en el que no exista nada de publicidad, ni tan sólo autopromo??), pero no existe un pack o una modalidad de pago que me permita ver la televisión exento de TODO anuncio publicitario. Y en Internet sí.

Internet

Y por eso “me gusta” Spotify (donde “me gusta” es igual a “más vale esto que nada”). Porque al menos te ofrece la posibilidad de pagar por no escuchar anuncios. Que ya es triste, que no pagas por el servicio, que el servicio es el mismo, que pagas por no escuchar los anuncios.

Que resignado me ha salido este post. 😄

3 comentarios

Archivado bajo Comunicación y publicidad, Música

Frescos

Para que luego digan que la publicidad está en crisis, que si no hay ideas nuevas y que si no sé qué.

Aunque lo que igual sí que es cierto es que todo está en los mitos (la urdimbre mitopoética :S que decía un profesor de la universidad…). O en los clásicos, digamos que en los clásicos.

Bueno, aquí dejo la obra de arte. Felicidades a los creadores. Y que sigan creando (por favor).

img00287

1 comentario

Archivado bajo Comunicación y publicidad

SM y “sectores offline”

De cómo los sectores tradicionales aprovechan, y aprovechan bien, la fuerza de Internet para hallar nuevas vías de promoción.

Si digo que en estos tiempos que corren cada vez es más difícil comprar un CD así tal cual, sin nada más, seguro que no estoy descubriendo nada nuevo.  Que si digipacks, que si DVDs de regalo, que si edición especial con camiseta firmada, que si, que si, que si. Y es que, ante esa tonta y fea que es la piratería (¡bicho!),  resulta ser ésta una de las maneras más comunes de compensar (económicamente hablando) nuestra supuesta falta de consumo musical. (La otra es subir escandalosamente el precio de los conciertos, pero no voy a entrar en eso ahora). Corro un estúpido velo y prosigo.

Hoy he descubierto, por casualidad, leyendo un blog al que estoy suscrita pero que, en honor a la verdad, he de decir que casi nunca leo (fíjate… sabía yo que tenía que seguir suscrita), una manera inteligente- para mi gusto- de utilizar Internet para promocionarse, por parte de un sector offline como es el editorial (por lo menos hasta ahora, generalizando, y sin querer ofender a Bubok, Soopbook & co).

Echarle un poco de jeta
Sí, va de echarle un poco de jeta… ¿pero qué hay de malo en ello?  Copio textualmente la propuesta:

Los 20 primeros que nos demuestren (a mí concretamente , en formato pantallazo y con unico nick… no hace falta que incluyáis pruebas a lo CSI)  que han dejado mensajes en 20 blogs o foros en los que el libro puede interesar (educacion, padres e hijos, maternidad, literatura, etc.) recibirán un libro. (ver todo el post, te lo recomiendo, hay más…)

Por qué me parece una propuesta inteligente

  • Porque beneficia al producto, en este caso el libro, ya que la promoción la realizan personas (muchas personas) que conocen el producto, el sector, la marca, a la escritora.
  • Porque beneficia a la “marca”, en este caso a la escritora (Lucía Etxebarría), que además de demostrar que es cool regala el libro a sus seguidores.
  • Porque beneficia a la empresa, en este caso el departamento de marketing de la escritora, que consigue un boca a oreja buenísimo (punto uno) y gratis.
  • Porque beneficia al consumidor, en este caso al lector, que se siente más cerca de la marca, y que recibe una recompensa por hacer algo que le gusta.

Social Media

No voy a contar mucho, sólo que cada día se oye más hablar de ello. Que lo cuente la Wikipedia. Yo de momento sigo investigando 🙂

Social media are primarily Internet- and mobile-based tools for sharing and discussing information among human beings. (ver entrada completa)

1 comentario

Archivado bajo blogs, Internet, marketing online

There’s probably no God. Now stop worrying and enjoy your life

no_god1

Leo hace ya unos días en la edición impresa de El País, que van a iniciar una campaña de publicidad un tanto atrevida en los autobuses de Barcelona. El diario en cuestión decía del 5 al 19 de enero, pero creo que finalmente ha empezado hoy.

Londres, Barcelona, Madrid, Facebook

La campaña fue previamente aprobada en Londres. (Claro, ¿cómo si no, nos íbamos a lanzar los españolitos…?). Y ahora la han aprobado también en Madrid.

Efectiva lo está siendo, hasta se ha creado un grupo en Facebook. (Que así es como mido yo hoy en día si una campaña de marketing tiene éxito o no :P).

Mi opinión

He de decir que cuando la leí me sorprendió… y no positivamente. La idea de la campaña me encantó, y ole por los que han conseguido tirarla adelante. Sin embargo, desde mi humilde punto de vista, la creatividad no le hace justicia a la causa.

¿Stop worrying and enjoy your life?? ¿Qué pasa, que los creyentes no disfrutan de la vida? (Aclaro en este punto que no soy una persona que destaque por su fe en Dios).

Continuo, y seré breve. Me parece, y ésta es una opinión personal e intransferible, que un eslogan como éste es poco tolerante para con las personas creyentes. El disfrute de la vida y la fe en Dios son dos cosas absolutamente diferentes y para nada excluyentes.

Tu opinión

Estaré encantada de conocer tu opinión sobre la campaña. Puedes dejarla aquí si te apetece. Muchas gracias.

24.01.2009, actulización: Coincidiendo con el comentario de amoya, aprovecho para pasar esta foto de la publicida de la revista “Pronto” que me pasó Oriol, que por lo que parece no sólo está en Sevilla sino por lo menos también en Barcelona 😉

pronto

26 comentarios

Archivado bajo Barcelona, Comunicación y publicidad

Que (me) parezca normal

Y qué ingenua que soy.

Empiezo por lo de ingenua

Ayer mientras tomaba las uvas junto a mi familia (las vimos en la Sexta), pensaba “mira qué monos estos comecocos que se comen las uvas y te ayudan a no descontarte (yo soy de las que se descuenta siempre… o bastante a menudo o si pasa una mosca por ahí o si a alguien le da por empezar a reír). Debajo, leo una frase “no-sé-qué-no tiene precio”. Y pienso, Vane, esto… ¿tendrá algo que ver con MasterCard o les habrán tomado prestado el popular eslogan? Vaya que sí. Tocan la última campanada, y entre gritos de ¡Feliz Año Nuevo! me quedo embobada viendo cómo termina la cosa (ya, yo también…). Y cuál es mi sorpresa cuando los comecocos se convierten en el logo de MasterCard. Toma ya. O_O

mastercard_logo

Esto por ingenua.

Que (me) parezca normal

Esto va de cuándo uno mira hacia dentro y ve cosas que le gustaría no ver. Que miro y veo que me parece normal. Sí, sí, que qué problema hay con que haya publicidad en las uvas, que las den unos comecocos de MasterCard en vez de un presentador o presentadora como se ha hecho toda la vida. Que no me parece ni mejor ni peor, que simplemente me deja indiferente. Ahora bien, cuando mi primo me dice “Uala, ¿has visto? ¡qué fuerte! La pasta que se deben haber gastado”. Yo voy y respondo “sí, qué fuerte”.

Pues no, qué fuerte no (eso es lo que en realidad siento, que no es fuerte). Este es el mundo en el que vivimos, y no lo digo de forma despectiva sino que, simplemente, lo es. Y es normal que una marca, que por lo que parece se lo puede permitir, monopolice un momento tan bueno a nivel de audiencia como son las campanadas de fin de año. Mi pregunta es, ¿a esta marca le hace falta? ¿No tiene una marca y un eslogan lo suficientemente conocidos ya? Pregunto…

Más publicidad “normal”

Recuerdo la primera vez que vi un partido de fútbol inundado de anuncios. Anuncios intrusivos que no me dejaban ver el partido tranquila. Fue en el albergue para jóvenes de Firenze. No recuerdo quién jugaba. Sí recuerdo que me sorprendió y, además, me molestó. No paraban de aparecer imágenes que no tenían nada que ver con fútbol, aunque no es que cortaran la retransmisión, ni mucho menos. Fue en el 2002. Tampoco hace tanto. Imagino que ahora no me habría sorprendido tanto… aunque el recuerdo que tengo tampoco se asemeja a la publicidad que uno puede ver hoy durante un partido de fútbol cualquiera (es de mucho ¡más!).

Me pregunto que pasaría si echaran un partido de fútbol después de las campanadas… 😄

Sí al 2009, de La Despensa

Ya que esto va de anuncios y de fin de año y de principios de año, aprovecho para colgar aquí el spot de “Sí al 2009” de “La Despensa”. El anuncio, aunque no fue el primero del 2009, logró ser emitido por la Sexta como uno de los primeros del 2009 (después del de MasterCard… claro). Leo además que la emisión ha sido desinteresada por parte de la susodicha cadena de televisión y que, el dinero recaudado, se destinará a Médicos Sin Fronteras.

Objetivo conseguido

Logran que se hable. Hablamos de la Sexta. Hablamos de MasterCard. Hablamos de “La Despensa”.

7 comentarios

Archivado bajo Comunicación y publicidad