Archivo de la etiqueta: comunicación

Así nos va

Como comunicadora, y aunque a veces un poco caótica (desenredar las ideas propias no siempre resulta fácil), una tiene también su vena periodística. Sobretodo, una tiene un amor por las palabras y por escribir con propiedad, por transmitir un mensaje de forma bella, por transmitir un mensaje claro y, por supuesto, por no faltar a la realidad.

Algunas de las noticias que leo a diario me hacen pensar que, como profesionales de la información, los periodistas y comunicadores de este país estamos perdiendo el respeto por la realidad. Y es que a veces, y sólo a veces, parece que un buen titular, o mejor dicho, un titular que incurra en un tópico, es siempre mejor que uno que abogue por informar. Siempre es mejor ser un poco sensacionalista, y si la temática no lo permite, usemos tópicos y seamos polémicos, que ambas cosas dan mucha audiencia.

Por poner un ejemplo que algunos recordaréis, en la pasada edición de La Red Innova, El País tuvo que rectificar el titular de una noticia en la  que había puesto en boca de Pau Garcia-Milà algo que éste no había dicho.

Un pez que se muerde la cola

Nuestros prejuicios nos hacen ver la sociedad de una manera que, a lo mejor era- a lo mejor no- y que a lo mejor sigue siendo- pero a lo mejor no. ¿Cómo saberlo? Saliendo del círculo. ¿Qué circulo es ese? El que empieza en nuestras ideas preconcebidas y termina en los medios y la cultura, los medios que difunden información de un mundo que, quién sabe cómo es en realidad, si ni de los profesionales de la información puede fiarse uno (ya sé, ya sé… solo a veces, no voy a generalizar).

Que alguien piense. Que alguien saque a la luz las nuevas cosas que pasan, ¡que nos pasan! y que seguimos viendo desde el mismo prisma de siempre (en vez de renovar el punto de vista de vez en cuando).

¿Qué es noticia?

En este contexto, las noticias no se valoran por el contenido de la noticia sino por cómo se explican. Ser el primero en dar una noticia es mejor/ da más audiencia/ atrae más que dar una buena noticia. O dicho de otra manera, una buena noticia no se convierte en tal hasta que se le puede dar un enfoque “de masas” (o hasta que un medio de cobertura mayor que el tuyo la publica).

Ese joven espíritu periodístico

Si total, yo sólo soy el becario, siempre puedo echarle la culpa a mi jefe, “que me hizo escribir el titular así” o que “no me dejó cambiar el punto de vista”.

Malvados jefes que te obligan a escribir cosas que tu nunca escribirías…

Todos nos equivocamos

Pues eso, que todos nos equivocamos, todos publicamos un dato sin verificar o de una fuente que no sabemos muy bien cuál es. Que internet nos infoxica a todos… pero que una cosa es ésa y otra muy diferente no buscar temas originales, refugiarse en topicazos o modelar los hechos a la idea preconcebida de las cosas que uno tiene en la cabeza.

Así nos va

4 comentarios

Archivado bajo Comunicación y publicidad

Comunicarse por Internet

Edu y yo (que no le linko porque no-tiene-blog-a-ver-para-cuándo) acabamos de poner en marcha una nueva forma de comunicación por Internet (por si hubiera pocas). La cosa ha ido como sigue, y se explica sóla:

Vane (spreadsheet de google docs): en un documento compartido sobre quedar para unas Laser-Wars… “nota: ¿de qué va esto? edu perdona, ya sé que me lo has dicho pero blabla…”

Edu (ichat): que te dejo mensajes en el spreadsheet de Laser-Wars y no me contestas

Vane (adium): ah, ah, perdón. voy

Edu (ichat): no, que ya los he borrado

Edu (spreadsheet de google docs): hola vane 😛

Vane (spreadsheet de google docs): qué recuerdos, como los excel de la unificación

Edu no contesta (en google docs)

Pero mientras, seguimos chateando con adium y ichat (mi pato verde no para de dar botes) y hablamos sobre los programas para chatear, los bloggers y el facebook

Qué cosas

Y para redondear, dice el mismo Edu (con consentimiento):

3 años atras me habrías dicho algo del estilo “estaba pensando eso mismo”
o “me has leido la mente”
pero hoy en día te dicen “parece que estés leyendo el borrador del post”

PD. Post escrito casi a tiempo real. Gracias Edu!! 🙂

4 comentarios

Archivado bajo Comunicación y publicidad, Internet

Comunicación y desarrollo de habilidades

Esta semana he asistido a un curso de comunicación en Madrid. El curso lo imparte “Growman Group”, y desde mi punto de vista, es un curso por el que debería pasar todo el mundo. Tanto a nivel personal como profesional, lo que se aprende en él tiene un valor altísimo.

Este es el primero de los posts que seguramente le dedicaré a los temas tratados en el curso. No sólo porque considero que son dignos de reflexión y que el hacerlo me ayudará a interiorizar algunos temas (algunos por primera vez, otros no…), sino también por el deseo de compartir estas reflexiones con los que me rodean (y leen mi blog :p).

Bueno chicos, lo prometido es deuda, aquí va el vídeo (¡gracias por dejarme colgarlo!):

Juan, M. Dolores: Gracias por todo lo que me habéis enseñado durante estos tres cortos pero intensos días.

Juanjo: Ojalá pudiéramos charlar más a menudo en el metro, de camino al trabajo.

Fernanda: Qué suerte tiene tu empresa de que alguien que piensa tanto en las personas dirija el dpto de RRHH 🙂

Antonio: Si algún día decido pasarme al mundo de la venta te llamaré seguro, porque de verdad que tu habilidad para la oratoria es admirable.

Mariano: Pues eso… que si lo que realmente quieres es volver a Barcelona, ¡no dejes de hacerlo!

Tomás: Que saber decir que no cuando la ocasión lo merezca no te va a hacer menos “trozo de pan” de lo que eres 😉 Y que ayer al llegar a casa compartí nuestra teoría de que vivir en pisos pequeños disminuye las peleas… y se rieron un poco de mi jaja!

4 comentarios

Archivado bajo Comunicación y publicidad

Netiqueta

Leo esta mañana en elpais.com un artículo titulado “10 normas de Netetiqueta“. Sí, “netetiqueta” y no “netiqueta”. Entonces, ¿por qué lo escribo mal? El motivo es sencillo y responde a tres simples pasos que acabo de realizar, previa redacción de este post:

No sé cómo se escribe

Busco en la Wikipedia… y nada, no aparece (qué raro)

Busco en Google “definición netetiqueta” y me dice… quiso decir “definición netiqueta”. Pues sí, eso quise decir (supongo).

Total, que ante la duda, le haremos caso a ellos. Hay que ver cómo han cambiado las cosas. Antes buscaba las palabras en el diccionario y ahora, como ya me imagino que no voy a encontrar la palabra (que igual sí, pero aunque estuviera), lo que hago siempre es comparar los resultados de la Wikipedia y de Google. Pero bueno, ese es otro tema. Conste que no busco en el diccionario no porque no tenga, que tampoco (vive en casa de mis padres, que no tienen ordenador), sino porque me fío más de los buscadores y los wikis (es otro tema, es otro tema…).

Definición de “netiqueta”

Dice la Wikipedia: “Netiquette (o netiqueta en su versión castellanizada), palabra derivada del francés étiquette (buena educación) y del inglés net (red) o network, es el conjunto de reglas que regulan el comportamiento de un usuario en un grupo de noticias (newsgroup en inglés), una lista de correo (mailing list en inglés), un foro de discusión o correo electrónico(e-mail en inglés). De la misma manera que existe un protocilo para los encuentros físicos con personas, la así llamada netiquette describe un protocolo que se debe utilizar al hacer “contacto” electrónico.”

Vale. Hay un protocolo para los encuentros físicos, pues hay un protocolo para los encuentros virtuales.

¿Quién pone las normas?

Empiezo a leer, he de reconocer que con curiosidad, y la propuesta me parece sensata. La cosa se complica a medida que avanzan las normas, ¿de donde han salido? ¿quién las ha puesto? Me imaginaba que alguien había puesto por escrito aquellas cosas que están implícitas en la comunicación a través de Internet. Todos entramos en chats, enviamos e-mails y participamos en foros. Unos más, otros menos. En cualquier caso, no es difícil comunicarse y ver qué es lo habitual.

Para seguir leyendo el post, si todavía te interesa, te recomiendo echarle un vistazo al artículo primero: “10 normas de Netetiqueta

Lo que vale

Vale que no hay que faltar al respeto (igual que en la comunicación offline)

Vale que no hay que ofender (ídem)

Vale que no hay que echar broncas/ insultar a los demás (ídem)

Vale que no hay que GRITAR. Esta es la única norma de netiqueta que considero exclusiva del medio, que está implícita en los chats y que la mayoría (por no decir todos) los internautas conocen.

Lo que no vale

No vale que no hacer faltas de ortografía sea una cuestión de educación. Ojo que no estoy diciendo que de igual, yo también creo que los emails y los mensajes de texto están contribuyendo a que la gente ya no sepa ni cómo se escribre vurro (¿duele a la vista, no?).

No vale que no se pueda usar argot. ¿Por qué, no? ¿No se usa en “el mundo real”? Más que no vale, es que no lo entiendo. (Si alguien sí, que me lo explique por favor).

No vale que no se puedan usar abreviaturas. Las abreviaturas son útiles, te ayudan a hablar más rápido. A mi me gustan las abreviaturas, me resultaron especialmente útiles para tomar apuntes en la universidad (no todos hablaban tan despacio como el profesor de derecho). Si estuviéramos hablando de cómo escribir una carta para enviar un CV lo entendería, pero no entiendo por qué motivo no es “educado” que uno use abreviaturas hablando en un chat, por ejemplo ¿qué hay de malo en ello?

¿Por qué?

Usar emoticones. Las normas dicen que hay que usar emoticones porque las palabras solas pueden llevar a malos entendidos. Entendería que fuera una recomendación pero, ¿una norma de educación? (Ya lo dice el refrán, “una imagen vale más que mil palabras”).

Indiferencia. Hay que ser indiferente a las ofensas (si hay ofensas es que alguien se salta el protocolo). Nuevamente me pregunto… ¿por qué? ¿Qué tiene la indiferencia que no tenga una buena defensa o una buena argumentación de por qué uno no es un capullo (supongamos que me han llamado capullo…).

Hay que releer el mensaje antes de enviarlo. También pensar las cosas antes de decirlas ahorraría algunos llantos pero… no me parece, si bien puede contribuir a ello, que sea materia exclusiva del saber estar.

El por qué de este post

Releyendo el post me doy cuenta de que quizás estoy siendo crítica sin motivo. Igual sí. Simplemente me sorprendió leer un artículo con tan poco fundamento en la realidad, me reí un rato con algunas cosas y me entró verdadera curiosidad hacia otras (esto es en serio ¿eh?). Espero no ofender a nadie. No va más allá de una absurda reflexión en “voz alta”.

Deja un comentario

Archivado bajo Internet

Querer, poder y pensar

¿Querer o poder? ¿Qué es primero? ¿Y entre querer- sentir y pensar?

Sobre si es primero querer o poder

Siempre había pensado que lo primero es querer, porque si no quieres ¿qué más da que puedas? Es como lo del árbol que se cae en medio de un bosque y nadie lo ve… ¿sucede? Pues si puedes, pero no quieres, para mi, hasta hace poco, era como no querer (o ¿qué más da?). Antes de seguir, un paréntesis. En el libro que estoy leyendo ahora mismo (“Hay alguien ahí fuera” de Marian Keyes) la protagonista dice algo que, cuando lo leí, me hizo mucha gracia. Y tiene que ver con esto. Cuando te compras una pamela horrible para una boda pero no te la pones porque te da mucha vergüenza y nunca nadie la ve porque no la sacas jamás del armario, ¿sigue siendo una horterada?

Siguiendo con lo de querer y poder, o poder y querer. Hubo quien casi me convenció de que no, de que primero es poder, porque si no puedes, da igual que quieras. A lo que yo argüí, con otras palabras porque fue antes de conocer la cita, algo así como “lo lograron porque no sabían que era imposible”. Es decir, que lo que importa es que quieras. Sin embargo, Jordi Suriol, en su curso de comunicación, logró convencerme, no de lo contrario, pero sí de la importancia del “poder” (verbo).

Puso el ejemplo del que no puede y quiere, y quiere tanto que fuerza la máquina, el cuerpo o lo que sea, hasta que lo rompe, incluso hasta llegar a la muerte. Eso hizo plantearme que quizás querer no es suficiente, que es importante tener en cuenta las capacidades de uno a todos los niveles (físicas, mentales, habilidades, circunstancias que le rodean a uno) y no querer en exceso aquello que puede acabar volviéndose contra uno mismo por haber querido por fuera de tus posibilidades (más o menos).

Yo sigo abogando por la ilusión y las utopías (que incentivan la realidad). O sea que, a pesar de lo dicho, para mi primero querer. Sin embargo, tendré mucho más en cuenta el poder a partir de ahora 🙂

Sobre si es primero querer o pensar

Esto ni tan siquiera me lo había planteado. Seriamente digo. Claro que alguna vez me había dado cuenta de que mi corazón persigue algo porque mi cabeza se lo ha propuesto, o que me propongo algo porque lo siento y siento que “tiene que ser así”. Pero no me había parado a pensar si el sentimiento provoca el pensamiento o viceversa.

Pensar antes que querer- sentir. Los sentimientos y emociones se derivan de los pensamientos cuando uno piensa, luego siente, luego actúa… luego existe, ya lo decía Descartes.

Sentir antes que pensar. Es propio del carácter impulsivo, uno siente, piensa condicionado por lo que siente, y actúa (impulsivamente).

La realidad es que no soy capaz de desenmarañarlo. ¿Qué es mejor, ser fiel a la vocecilla interior que llevamos dentro (el sentir, el querer) o sentir el control de nuestro ser? ¿Por qué no se podrán las dos cosas a la vez?

¿Se podrá? Supongo que lo mejor será decidir primero lo que quiero.

2 comentarios

Archivado bajo Comunicación y publicidad, Vida

Comunicación efectiva, con Jordi Suriol

jordi suriol

Hace unos días asistí a un curso de “Comunicación efectiva” (que no afectiva, pero también) con Jordi Suriol. Jordi, además de ser el tío de mi ex monitora de verano Montse, es una bellísima persona y sólo tengo elogios para él. La calma que transmite es excepcional, y esa es una de las cosas que aprendí directamente de él: la importancia de la forma.

Si intento explicar todo lo que aprendí en los tres días de duración del curso no lo voy a conseguir, así que mejor voy a dejar sólo (de momento) un par de apuntes sobre la comunicación y el liderazgo.

Sobre la comunicación
Sólo voy a hacer un breve apunte de algo que a muchos les parecerá obvio pero que para mi ha sido la clave de la comunicación (después de cuatro años de carrera…): saber escuchar, preguntar y, nuevamente, saber escuchar. A lo largo del curso me di cuenta de que decir que escuchas y escuchar no es lo mismo. Me di cuenta incluso de que tener la voluntad de escuchar al otro y escucharle… no es lo mismo. Sólo párate unos segundos a pensarlo. Al hacerlo, me vinieron a la mente un par o tres de situaciones recientes en las que, de haber otorgado un par de minutos más a mi interlocutor, la comunicación hubiera sido no sólo mucho más fluida sino, sobretodo, efectiva.

Y yo, inquieta y nerviosa, pregunto a Jordi Suriol ¿y si el interlocutor “no se deja”, qué hago?!! Respirar, mirarle a los ojos, y escucharle. Dejar que diga todo lo que tiene que decir y esperar a su “momento ok” (¡no al tuyo!) para comunicarle aquello que quieres que escuche, tu mensaje. Una variante del “momento ok” o momento en el que el otro está dispuesto a escucharte o percibirte (lo sepa o no, el buen comunicador simplemente debe saber detectar ese momento) es el “hablar poco pero bien y en el momento adecuado” (seguro que conoces a aquella persona que no dice nunca nada pero que cuando abre la boca… ¿verdad?).

Sobre el liderazgo
Hay tres tipos de liderazgo (y supongo que también de líderes), a saber:

  • Transaccional. A menudo las cosas del día a día no te dejan pensar ni trabajar en nada más. Estás siempre “a la que saltas”. Para este tipo de líderes la persona no es persona sino “cosa” ya que sólo buscan el intercambio, la transacción.
  • Transformador. Notas que influyes en los que te rodean, ayudas a elevar sus necesidades de autorealización. Forma parte de su objetivo la mejora de los demás y de la sociedad.
  • Trascendente. El líder trascendente va más allá de la transformación de lo visible o perceptible.

Algunas frases de Jordi Suriol

Querer y poder.Querer es antes que poder, pero saber ver lo que uno puede y actuar en consecuencia es obrar inteligentemente.”

El tiempo.La carpeta del tiempo es un misterio, a veces dejas algo y se arregla y a veces no.”

La psico-esclerosis.Hay una enfermedad todavía no codificada en la medicina tradicional: la psico-esclerosis que es hacer lo de siempre, esperando resultados distintos.”

Y a propósito de esta última frase, otra de Miguelito, mi personaje favorito de Mafalda:

miguelito

Aquí estoy, esperando algo de la vida.

1 comentario

Archivado bajo Comunicación y publicidad, Frases, Vida