Archivo mensual: agosto 2008

Vacaciones en Portugal

Ayer El miércoles pasado Irene y yo regresamos de nuestra semanita de vacaciones en Portugal. El primer día compramos unas Moleskine y la mía decidí utilizarla para apuntar cosas útiles sobre los viajes. Gracias a esas notas voy a poder explicar un poco estos días en Portugal. Sirva de paso para animar a los que no hayáis visitado este bello país para hacer una escapadita cuando podáis (que está aquí al lado :p).

DÍA 1: LISBOA I
Llegamos al mediodía al hotel y por la tarde hicimos la primera visita a la ciudad. Primero la Plaza de la Figueira (Estación de metro y tren: Rossío) y desde allí hasta la Plaza do Comércio con su impresionante arco. En la Plaza do Comércio se pueden coger tramvias y buses varios (por ejemplo hacia Bélem) pero no hay metro. Los buses turísticos (Sightseing) también se cogen ahí. Nosotras no cogimos ninguno, pero los precios de estos buses turísticos oscilan entre los 15€ y los 20€.

Desde ahí caminamos un par de calles y yendo hacia la derecha cogimos el tramvia para llegar al Castelo de Sao Jorge. (Precio del tramvia: 1,40€). Aunque es un trozo, se puede subir andando, pero así de paso te das una vuelta en el tramvia. Paramos en Alfama, en el Mirador de Santa Luzia, desde donde se puede disfrutar de vistas de la catedral, el Río Tejo y de la ciudad de Lisboa. La entrada al castillo son 5€, 2,5€ si tienes carnet de estudiante (sirve cualquiera).

)

En el tram 🙂

Castelo de Sao Jorge

Castelo de Sao Jorge

Mirador de Santa Luzia

También pasamos por el Elevador de Santa Justa, el más alto de la ciudad, pero no sé el precio porque no subimos (desde los miradores y el castillo también hay buenas vistas ;))

Vale la pena meterse por callejuelas (en vez de caminar por las avenidas principales) para ver las fachadas de las casas y los comercios.

DÍA 2: SINTRA. Noche: Chiado (Lisboa)
Viajamos en tren desde la estación de Rossío y el precio del billete de ida es de 1,70€. El trayecto Lisboa- Sintra es de aproximadamente 40 minutos.

Sintra no es muy grande pero tiene bastante que visitar: Castillo Morisco (5€), Palacio y Castillo de Pena (7,5€ sin entrada al palacio o 11€ con entrada), Palacio Nacional de Sintra (el precio varía según la exposición) y el Palacio y Castillo de Regaleira (16€). Además, la ciudad está llena de fuentes de estilo morisco y esculturas de artistas contemporáneos.

Se trata de una localidad muy turísitca por lo que yo personalmente recomiendo no intentar verlo todo sino relajarse y disfrutar del día 😉 Desde Sintra se puede acceder a otros lugares de interés como por ejemplo el Cabo da Roca, a tan sólo 40 minutos en bus (no hay tren). Sin embargo, nosotras ya estábamos echas polvo y fuimos a Cabo da Roca desde Cascais. En la oficina de turismo tienen toda esta y mucha más información, y se encuentra en la misma estación de tren de Sintra.

En Sintra, visitamos la ciudad (fuentes, esculturas), el Palacio Nacional y las vistas desde la plaza y también el Palacio y los Jardines de Pena. Si bien no entramos al Palacio, por fuera parece un Palacio de cuento y las vistas desde el parque son geniales. El parque es en sí una verdadera maravilla, con flora de 4 continentes, puentes, lagos, … pasamos allí más de 3 horas. Para subir al Palacio (y también al Castillo Morisco, que está al lado) recomiendo coger el bus porque andando debe ser como una hora de subida (quizás algo menos). También se puede subir en coche, pero la carretera es estrecha y aparcar puede ser un poco costoso. Es aconsejable llevarse una chaquetita, a poco bien que salga el día es una zona elevada, con niebla y al menos en la sombra hace fresquillo.

Palacio de Pena

Palacio de Pena

Irene, haciendo de estatua

Irene, haciendo de estatua

Yo misma, haciendo de estatua

Yo misma, haciendo de estatua

Noche. Por la noche, de vuelta en Lisboa, fuimos a tomar algo con Alba y Christian a una terracita del barrio de Chiado.

DÍA 3: CASCAIS- ESTORIL- CABO DA ROCA. Noche: Barrio Alto (Lisboa)
Para ir a Cascais desde Lisboa hay que salir de la estación de Cais do Sodré, a la cual se puede acceder, por ejemplo, en metro (línia verde). El precio del tren es de 1,70€ (sólo ida).

En esa línia de tren hay varias localidades de playa en la que uno puede pararse a pasar el día. Nosotras decidimos visitar Cascais y Estoril. Como he dicho, desde Cascais nos acercamos en bus hasta el Cabo de Roca, por lo que el orden que seguimos fue: Cascais (pasando de largo Estoril)- Cabo da Roca- Estoril (ya de vuelta)- Lisboa.

Cabo da Roca. Cuando estábamos allí un padre le dijo a su hijo “¿sabes donde estamos? en la punta de la nariz del mapa! :O Pues en la punta de la nariz estuvimos nosotras también, en el punto más occidental de Europa. Sólo mar, cielo y rocas. Un paisaje impresionante y harto relajante. Vale la pena acercarse. Los buses salen cada hora aproximadamente, y allí mismo hay un punto de información y, aunque no estuvimos, creo que también un restaurante (nosotras hicimos un picnic con vistas al vacío). Ah, aviso para navegantes, hace muuucho viento.

Cascais. En Cascais no vimos mucho: un par de miradores, paseo hasta la playa y algunas tiendas. Es la típica localidad de costa. A Irene le recordaba a Calella, a mi como soy de Calella, me recordó un poco más a un tipo Sitges (la playa no, sólo el pueblo).

Estoril. En Estoril sólo paseamos por la playa, que es preciosa y si hubiéramos tenido un día más creo que nos lo hubiéramos pasado allí. También hacía un poco de viento, pero el castillo delante de la arena, el espigón, hacen de éste un bonito lugar. En los jardines de el Casino encontramos un concurso de perros y nos sorprendimos al ver el gran número de participantes españoles :O

Noche. Nuevamente de vuelta a Lisboa, por la noche, decidimos salir a cenar (las otras noches habíamos cenado en el hostal) y luego a dar una vuelta por el Barrio Alto. El lugar de la cena estuvo muy bien, comimos por menos de 40€ con vino, postres, y unos platos deliciosos y abundantes. Siento no poder dar el nombre porque cogí una targeta pero la perdí cuando me robaron la cartera ya estando en Barcelona. Por la zona del Barrio Alto se pueden encontrar muchos pequeños restaurantes cuyo comedor está situado en las escaleras que te llevan hacia lo alto del barrio y en los cuales, por lo que pudimos ver, te dan mantas y todo si se levanta fresco 🙂 Pasada esta zona se llega a la zona de bares. Se trata de un par de calles principales repletas de bares (¡y de tiendas de ropa abiertas a las 00h de la noche!) donde lo común es pedir algo de beber y salir a la calle a tomártelo con el resto de la gente. En realidad, los bares en los que estuvimos eran más bien pequeños, así que supongo que por eso lo de estar en la calle.

DÍA 4: LISBOA II: MERCADO DE LA LADRONA y BÉLEM. Noche: Barrio Alto y ‘Lux’
El Mercado de la Ladrona es un mercado que se hace en el barrio de Alfama (detrás de la Iglesia de San Vicente de Fora) todos los martes y sábados desde las 9am hasta las 6pm. En él se pueden encontrar artilugios de todo tipo, principalmente de segunda mano, y también ropa. Si te gustan los mercadillos no lo dejes pasar… a mi me recordó un poco al mercado de los miércoles de Torino, que no se llamaba de la “Ladrona” pero en el que al menos algunas bicis eran robadas, con toda seguridad :p

Bélem. Se trata de un barrio de Lisboa famoso por sus pasteles al que se puede llegar cogiendo el bus número 15 en la Plaça do Comércio (1,40€). Ah, inciso: en los buses (no en los trams) el billete se compra en las máquinas de dentro, hay que hacer cola, y si no llevas cambio estás en un problema a menos que una pareja de españoles muy amables te dejen lo que te falta. Sobre los pasteles de Bélem, para que no os pase como a nosotras, son de crema y hojaldre, llevan canela y se comen calientes; si los queréis llevar como souvenir, duran sólo 4 días y no se pueden guardar en la nevera. Así al menos sabréis qué pinta tienen. En Bélem podéis visitar la Torre (4€) y el Monasterio, que son impresionantes (aunque para seguir en nuestra tónica de no visitas por dentro, no entramos :p). Además, hay un ferry que cruza el río Tejo que sólo cuesta 2,30€ (ida). En el ferry se pueden llevar bicis, motos y coches (aunque desconozco el precio), y una vez alcanzada la otra orilla, se puede ir dando un paseo hasta el Cristo Rey y, si todavía tienes tiempo, cruzar el Puente 25 de Abril en bus. Nosotras nos dimos la vuelta en el ferry, pero nos pareció que para subir hasta la zona del Cristo Rey había un ascensor con vistas que debían ser bastante bonitas.

Irene haciendo que come un pastel de Bélem

Irene haciendo que come un pastel de Bélem

Monasterio de Bélem

Torre de Bélem

Puente 25 de Abril y Cristo Rey, desde el ferry

Noche. Terminamos la visita a Bélem con un paseo por la orilla del río y después de nuestra siesta de rigor, nos preparamos para conocer la noche de sábado en Lisboa. Volvimos al Barrio Alto, que por cierto nos contaron que no es recomendable permanecer por la zona más allá de las 4am, y luego nos dirigimos hacia la ‘Lux‘. Nos explicaron que es la discoteca más famosa de Portugal, que sus dueños son Tarantino, John Malcovitch y M. Freeman y que la música estaba bien. Así que bueno, había que visitarla 🙂 La entrada cuesta 12€, los cuales, puedes gastarte en tantas consumiciones como te dé el importe (una cerveza vale 4€). Tuvimos suerte porque al ir en agosto, mucha gente está de vacaciones y el ambiente no estaba nada cargado. Lo que más me gustó fueron sus tres plantas, su terracita con vistas al Tejo y que los lavabos estaban realmente limpios.

En la terraza de la 'Lux'

En la terraza de la 'Lux'

DÍA 5: De LISBOA a PORTO
El quinto día, como además era domingo, lo invertimos en dormir y coger el tren para viajar hasta Porto. Estamos de vacaciones ¿no? :p

DÍA 6: PORTO
En Porto decidimos dejarnos llevar y por la mañana estuvimos de paseo por la ciudad, visitando los 12123 iglesias, castillos y monumentos de interés. En medio del paseo tropezamos con una oferta para turistas que incluía paseo en barco de 1h por el Duero y visita guiada por las bodegas ‘Croft’ (una de las tantas…) además de una cata de vinos, por 10€. Así que eso es lo que hicimos por la tarde. (Nota: si compras el billete para el paseo en barco en el muelle, cuesta 12,5€ y no incluye la visita a las bodegas; lo mejor es comprarlo en cualquier agencia u oficina turística, donde suelen tener diferentes packs).

El paseo en barco nos permitió hacer algo que, nosotras valientes, queríamos haber hecho en un par de horitas caminando (¡ni de coña!) que es pasar por los 6 puentes que cruzan el río Duero y que van desde Porto a Vilanova de Gaia.

Por la noche cenita y a dormir, estábamos cansadas 🙂

DÍA 7: BRAGA
Y nuestro último día lo pasamos en Braga, a 1h aprox. de Porto si viajas en tren (2,15€ ida). La verdad es que Braga es turístico pero comparado con Lisboa y con Porto no tiene gran cosa… para hacerse una idea, las palabras exactas de Irene fueron ¿y para qué me has traído aquí? Así que bueno…

Noche. Preguntamos en un bar y nos dijeron que la zona de bares para salir por la noche era la del puerto. Así que, por ser la última noche, allí fuimos. La verdad es que la zona estaba bastante tranquila por lo que asumimos que la fiesta estaba en la otra orilla (la de Vilanova de Gaia y las bodegas), pero tampoco llegamos a descubrirlo. Al final nos quedamos en una terracita con música muy tranquila y vistas al río (daba un poco de pereza cruzar el río, para qué nos vamos a engañar). Realmente relajante, creo que no lo cambio 🙂

DÍA 8: De PORTO a BARCELONA
Pues eso, el último día en el que todo transcurre según lo previsto y cogemos el avión de vuelta a casa. Nota: El aeropuerto de Porto es pequeño pero se puede llegar tanto en bus como en metro, realmente práctico.

ALOJAMIENTO
Lisboa: Tagus. 40€ por noche, habitación doble. Bien situado, tanto a pie como en metro, de los lugares principales de la ciudad. Sencillo pero limpio y con la posibilidad de conocer a otra gente (baño, cocina y sala de estar compartidos). Hay sitio para aparcar delante.

Porto: Bela Star. 39€ por noche, habitación triple (aunque sólo éramos dos). No está mal situado, en cualquier caso, en bus te plantas en el centro en unos minutos. La habitación es un poco justa, pero la atención es buena. No tienen servicio de desayunos ni comidas. Lo que menos me gustó es que nos dieron una habitación para fumadores y olía un poco mal 😦 A modo de curiosidad: en la escalera tienen un cuadro de una mujer medio desnuda y un cocodrilo :O

Las anécdotas para otros post 😉 Espero que éste sea de utilidad.

Actualización: La particular visión de Irene acerca de nuestro viaje 🙂

Anuncios

12 comentarios

Archivado bajo Viajes

Y tú, ¿qué tal?

De un tiempo para aquí me he dado cuenta de que cuando la gente me pregunta “y tú, ¿qué tal?” tengo que hacer verdaderos esfuerzos para no quedarme en blanco y responder alguna cosa con sentido. Aunque luego suelte un rollo tremendo… y ojo, que la respuesta puede ser normal (si finalmente encuentro el hilo) o puedo decir cosas que vete tu a saber de dónde las estoy sacando.

Es una sensación muy rara. Creo que la primera vez que la tuve fue a finales de junio cuando mi amigo Julien estuvo de visita en Barcelona. Como no nos vemos muy a menudo (sino sólo cuando él viene a Barcelona o… cuando él viene porque yo todavía no he pasado ni por Nantes ni por Toulouse) aprovechamos para ponernos al día. Esta vez no pudimos quedar mucho rato, pero él me estuvo contando sus excursiones por la montaña de forma muy apasionada y a mi me gustó mucho escucharle hablar. Más que por lo que decía, que también, por cómo lo decía. Al final de todo, me hizo La-Pregunta y en aquel momento no supe qué responder. Creo que su pasión por la montaña me había transmitido tal fuerza que no encontré nada dentro de mi que me hiciera tanta ilusión contarle, me decepcioné a mi misma y acto seguido, me quedé en blanco.

Desde entonces he estado dándole vueltas al momento y a lo que en realidad significa esa situación para mi. Y supongo que ésta es una de las primeras veces que lo exteriorizo. Desde entonces también, y sobretodo ahora que es época de vacaciones, me encuentro en situaciones “incómodas” (es una forma de decirlo) de: cómo te ha ido, cómo estás, qué tal la vuelta… preguntas que yo misma hago a mis amigos y compañeros y que, dicho sea de paso, nunca sé en qué momento hacerlas.

Desde ese “y tú, ¿qué tal?” con Julien han pasado sólo dos meses pero creo que empiezo a saber reaccionar a la pregunta con naturalidad (cada vez más, tampoco es tan fácil… :p). Y no sólo eso, sino que creo que es porque realmente he conseguido restarle atención a los problemas, los fracasos y a todas esas cosas que llevamos dentro y que no paran de tocarnos la moral, nunca mejor dicho, para centrarla en cosas que realmente me ilusionan. Es más, para darme cuenta de qué cosas me ilusionan :

Deja un comentario

Archivado bajo Vida

Anti-Karaoke

Acabo de llegar del Anti-Karaoke que ha tenido lugar, como cada lunes, en la Sala Sidecar de Barcelona.

Sólo decir que, aunque no seas muy dado a los karaokes, si te gusta el rock: absolutamente ya estás tardando 😀

Lo hemos pasado en grande, sobretodo porque Marina y JJ se han atrevido a salir a cantar “Enter Sandman” (no como Felipe y yo, que somos unos rajados). Y de qué manera se han ganado al público (Metallica es una apuesta segura :p). Lo más sorprendente es que hemos llegado cuando la cosa ya hacía una hora que estaba en marcha, entre que se lo han pensado y no ha pasado por lo menos media horita más… y de entre todas las papeletas que había, en 3 canciones les han elegido para salir a cantar ¡qué nervios!

He aquí una imagen del gran momento, gentileza de Felipe (¡gracias!):

Aquí dejo más información para los que estén interesados: http://www.antikaraoke.com/que-es.html

Decir que el espectáculo es obra de la cómica norteamericana Rachel Arieff, la cual, también ofrece en Barcelona la pieza teatral “Cómo ser feliz todo el tiempo” (en el Anti-Karaoke dan descuentos :p). Anna fue a verla hace ya unos meses y me la recomendó, así que entre eso y la experiencia de esta noche, creo que ya me he acabado de convencer.

Foto sacada de la web de Anti-Karake (www.antikaraoke.com)

Foto sacada de la web de Anti-Karaoke (www.antikaraoke.com)

@ Chris, Ceci… ¡no podéis faltar a la próxima!

Actualización 19/08/08: Algunas de las canciones que sonaron (una mejor y otras peor :p)

  • Enter Sandman (Metallica)
  • Sad but True (Metallica)
  • Should I Stay or should I Go? (The Clash)
  • Self Esteem (The Offspring)
  • Ace of Spades (Motorhead)
  • You could be mine (Guns’n’Roses)
  • My Michelle (Guns’n’Roses)
  • Sympathy for the Devil (Guns’n’Roses)
  • Tainted Love (Depeche Mode)
  • 20th Century Boy (Placebo)
  • Killing in the Name (Rage Against the Machine)
  • Rock’n’Roll all Night (Kiss)
  • I was made for loving you (Kiss)
  • The Trooper (Iron Maiden)
  • Paranoid (Black Sabbath)
  • The Final Countdown (Europe)

1 comentario

Archivado bajo Barcelona, Música

La experiencia de Usuario

El otro día me pasó algo que casi me da vergüenza contar porque no me había pasado nunca antes, en los más de 5 años que hace que trabajo en Internet :O

Estaba usando una web y al refrescar la página, oh, cambió de versión.

Lo cierto es que, hablando con un amigo, me comentó que “ya hacía días que habían cambiado”… y en ese momento no supe qué pensar:

a) hace días que tenía la ventana del navegador abierta pero no había recargado la página (podría ser, pero no lo recuerdo…).

b) han hecho el cambio progresivamente con sets de usuarios distintos para comparar las versiones.

c) ninguna de las anteriores, me lo he imaginado todo yo solita (estando de vacaciones, y dado mi poca actividad cerebral desde hace un par de semanas, no la descarto).

Me decanto por la b, pero…

Bueno, la web es Facebook, y no voy a hacer ningún análisis de los cambios por varios motivos:

a) Por la red puedes encontrar muchos

b) No he analizado los cambios en detalle (¡estoy de vacaciones!)

Si un par de comentarios. El cambio de versión es suficientemente usable para los usuarios de Facebook (nota: hago este comentario siendo que no me considero heavy user de Facebook) como para que el paso de una versión a otra en medio de lo que estabas haciendo haya sido bueno. Lo que aún no me atrevería a decir (porque no lo he usado tanto) es si se debe a que el cambio a nivel de usabilidad no ha sido grande, o a que las pautas de navegación y los principales reclamos, aún y habiendo cambiado, tienen el mismo peso en el esquema general de la página.

El segundo comentario es que me ha llamado la atención el redirect de “facebook.com” a “new.facebook.com”. En la empresa donde trabajo, emagister.com, cambiamos de versión durante el pasado mes de julio, y el equivalente al new.facebook lo usamos antes de poner online la nueva versión para testear el nuevo site con datos de tráfico reales, pero no después. Me pregunto cuáles pueden ser los motivos si, igualmente, facebook.com redirige al nuevo Facebook.

Y después de esta reflexión como usuaria, y del último post en el dejé para otro día el enumerar por qué conocer bien a tus usuarios, aprovecho el post para pensar en voz alta (en letras públicaS??) sobre ello.

Por qué conocer bien a tus usuarios (desde el punto de vista del usuario)

  • El usuario es el que pasa más tiempo utilizando la web (que NO EN la web, el que pasa más tiempo en la web es probablemente el que la construye… ojo a la diferencia)
  • Usuarios somos todos. En las webs de clasificados, por ejemplo, tan usuario es el que ofrece los sus servicios como el que los solicita. Importante encontrar el equilibrio 😉
  • Al usuario le da igual lo que “esté de moda” en la web 2.0. o lo que no, lo que realmente le importa es encontrar lo que busca. Y más importante aún, encotrar lo que no sabía que estaba buscando :p
  • Al usuario le gustan las cosas fáciles, se rige por SU lógica que, aunque parezca obvio o mentira (según como se mire) es suya y de nadie más. NO se rige por la lógica del que ha tenido la idea, ni del que ha escrito el conceptual, ni la del advisor, el CEO o el desarrollador de la misma. El usuario no se va a parar a pensar en estas cosas, así que más nos vale hacerlo a nosotros.
  • Ningú producto es único, así que si el mío no es suficientemente práctico, fácil de entender/ usar,… vamos, bueno y que, como dice mi amigo Edu “guste a niños y a mayores”… pues uso otro. Así que, cómo saber qué hacer para que mi producte guste a niños y a mayores, muy fácil:

“Preguntando, escuchando y haciendo caso a tus usuarios :)”

7 comentarios

Archivado bajo Internet

Innovar en Internet (y la Ciencia Ficción)

Esta reflexión tiene que algo que ver con eso de que los usuarios pasan más tiempo en el resto de webs que en la tuya. Esto no significa que no haya que intentar ser diferente, pero sí que hay que tener muy mucho en cuenta cómo y para quién se innova.

Esto enlaza con otro tema de amplia discusión que es la importancia de conocer bien a tus usuarios. Este para otro día.

Así pues, y volviendo al tema principal, cuando uno se encuentra en medio de un proyecto nuevo (o no), con toda su ilusión rebosando por doquier y el cerebro generando ideas a cada momento, no es difícil caer en la tentación de montarse tal paranoia que se acabe convirtiendo en un universo paralelo que a duras penas uno mismo es capaz de comprender (exagerando un poco).

Sin exagerar tanto, y no a nivel de grandes cambios sino de pequeñas grandes mejoras, ejemplos hay muchos. Algunos buenos y otros no tan buenos. Uno bueno (para mi): las opciones de edición de campos de Flickr, ahora ya bastante estandarizadas. Otros no tan buenos: los links que no son azules o no están subrayados (gran imposición de Google; por mucho que te empeñes, los azules siempre se reconocen y los otros, a veces sí y a veces no) o los botones con formas y colores (de los que aún no sé muy bien qué pensar).

La cuestión es, ¿cómo distinguir una idea fresca, una buena idea, de algo que está destinado al fracaso o, en el mejor de los casos, a que triumfe sólo entre tus seres más cercanos y frikis (esos heavy users…)?

Yo tengo un método (si soy métodica, qué pasa). Lo cierto es que tampoco soy de esas personas que emanan ideas constantemente, sino más bien de las que las aprovechan y consiguen ponerlas en práctica. Pero esto también sirve para la puesta en marcha de algo étereo que queremos que se convierta en realidad. Y para los que creen que en la universidad no se enseña nada, casi todo lo que voy a escribir a continuación me lo inspiraron allí :p

La prueba de la madre

Consiste en preguntarse a uno mismo si su madre (sirva el abuelo, la tía, el hermano pequeño o hasta esa prima segunda que sólo vemos en Navidad), lo entendería.

Por más grande que sea el cambio que quiero introducir en mi site, la prueba no falla: si lo entiende mi madre, es que está bien hecho.

Claro que conseguir esto no es tan fácil. Lo habitual es que requiera de unas explicaciones por aquí, unos tips por allá, unos ejemplos por si acaso… Y en estos casos es cuando aplico la prueba de la Ciencia Ficción.

La prueba de la Ciencia Ficción (CF)

En esta prueba la pregunta clave viene a ser algo así: ¿Es mi idea como una de esas películas de CF en las que la mayor parte del éxito reside en el atractivo de ese mundo IMAGINARIO pero tan ENTRETENIDO y ATRACTIVO que el director, guionista o quién sea ha construido PARA SÍ y al cual ha conseguido arrastrar al ESPECTADOR?

Si la respuesta es NO, es decir, si no hemos ideado un nuevo sistema de gestión de correo donde hace falta entender que el “Inbox” se llama “My[insertar aquí el nombre del site”], no hay bandeja de enviados y los mensajes no se pueden borrar porque para nuestro site son leads que queremos mantener en el historial del usuario, entonces estamos salvados 😉

Si la respuesta es SÍ, y aún así nos parece que estamos delante del “Star Wars” de la Web 2.0., entonces estamos delante de algo que podría ser realmente innovador.

Con los pies en el suelo

Muy importante para el SÍ a nuestra IDEA de Ciencia Ficción: contrastar nuestra visión con la de los demás. Ya, y ahora me diréis, ¿y si resulta que soy un visionario y sólo yo puedo verlo? A lo que yo respondo: mira dentro de ti, seguro que sabes si tienes aunque sea sólo un poco de madera de visionario… 😉

Reinventar la rueda está de más. Copiar o ADAPTAR (que dicen en el cine…) buenas ideas, suele salir a cuenta antes de lanzarse a la piscina con algo realmente diferente.

El Usuario ¿a quién te diriges?

Esto lo he puesto al final pero es bueno hacerlo al principio :p Aquí una servidora peca de emocionarse y obviarlo y darse cuenta de que, como una vez nos dijo mi profesor de radio: “habéis hecho un magazine cojonudo pero lo que os había pedido era un radio-fórmula.” Pues esto es igual, haces una web para fans de “Star wars” cuando lo que en realidad te gustaría es llegar a todas las abuelas del mundo (que son las que aún no conocen tu web).

2 comentarios

Archivado bajo Internet

The Big Bang Theory

Jordi me recomendó esta serie antes de empezar las vacaciones y, aunque para estas cosas de las recomendaciones soy un poco rarita, al final me he lanzado a empezar a ver “The Big Bang Theory“.

De momento sólo he visto tres capítulos, pero mi veredicto ya está claro: ¡para partirse de risa! Este es uno de los fragmentos que más me ha hecho reír hasta el momento:

Motivos para ver la serie (¡gracias Jordi, Alex, Maria…! os he tomado algunos prestados :p)

  • Situaciones que te sonarán familiares (si eres ‘friki’ o trabajas rodeado de informáticos/ as)
  • Si encima no eres informático, mucho mejor, porque te puedes reír libremente 😀 (conste que esta no es mía…)
  • Puedes estar viendo la serie con otra persona y que a ésta no le provoque ni una pequeña carcajada (esto me lo dijo Jordi, pero yo no me lo creo)
  • Hay un personaje que tiene un montón de motivos para explicar por qué su sitio en el sofá es ese y no otro. Alex y Jordi también tienen sus teorías sobre el mejor sitio para aparcar el coche en el parking 😉
  • Puedes verte desde fuera en tu día a día. (Desde dentro, tener más amigos en Facebook o Myspace que en la vida real no parece tan raro XD Tampoco correr, tocar la guitarra, jugar a tennis, blabla en la Wii en vez de en el gimnasio, por ejemplo.)
  • Sospecho que si mi madre la viera, podría comprender mucho mejor algunas de mis-sus manías (mis-sus porque son cosas mías que ella, pero no yo, considera manías).

4 comentarios

Archivado bajo Cine y TV

Espacios vitales (antes mi habitación, ahora mi ordenador)

Siguiendo con los posts de la nostalgia en días de vacaciones, hoy me he hayado a mi misma comparando cuando hacía limpieza de mi habitación hace unos años (bastantes) con el rebuscar en cds, carpetas y archivos que no sabía ni que conservaba (algunos también se habían echado en falta)

“Por qué limpio/ rebusco”

ANTES: Porque mi madre me obligaba “a limpiar tu habitación”. Lo cual significaba sacarlo todo, cambiarlo de cajón o de sitio, tirar un par de cosas y esconder un par más para que pareciera que había hecho algo :p

AHORA: Aprovecho unos días de descanso para poner mi iPod al día. “Ripeo” música y mientras tanto busco fotos que me suena que tienen que estar por ahí pero adivina donde están. Y por el camino una se encuentra con listas, ideas, proyectos… y también listas de proyectos, de ideas, ideas de proyectos,… y esas cosas.

“Encima de la mesa/ En el escritorio- Mis documentos”

ANTES: Libretas, bolis, papeles, notas de compañeros de clase, cintas de cassette, y esas cosas que crees que necesitas tener a mano, todas a la vez y todas en primer lugar, pero que una vez caían en el escritorio o en el primer cajón, nunca volvían a salir de ahí.

AHORA: Ese ppt que te envían y que “luego me lo leo”, manuales, programa de un festival de cine de hace 1 año, mapas para el viaje del verano pasado, accesos directos a documentos que ya no existen o han cambiado de ruta, y todas esas cosas que almacenas porque, simplemente, no te acuerdas de borrar (porque servir, servir, no sirven para mucho).

“En el último cajón/ En el disco duro del iPod (ese que usas de disco duro de emergencia)”

ANTES: Pues esto es verdad, y en el último cajón de la cajonera más escondida de mi habitación una servidora guardaba un caballero del zodíaco (piscis), los walkmans viejos y uno de los 3 o 4 juegos de cubiertos que me regalaron el día de mi primera comunión.

Gracias Raikzma (encontrado en Flickr)

Gracias Raikzma (encontrado en Flickr)

AHORA: Resulta que guardaba un montón de fotos, escritos y otros preciados documentos que, hasta hace sólo unos días, no había echado en falta. A pesar de ello, se trata, como digo, de documentos muy valiosos ya que, por ejemplo, entre ellos se hayan todos mis intentos de relato en formato digital. :O

“Detrás del escritorio/ En la carpeta del 2005”

ANTES: Detrás del escritorio, (el sitio ese donde hacías los deberes, no el de Windows), había un poco de todo. Gomas de borrar, del pelo, papeles, deberes, recortes de revistas, libretas, más cintas de cassette (estaban por todas partes), fotos y, de vez en cuando, hasta te encontrabas una moneda de 100 o de 500 pesetas.

AHORA: La carpeta del 2005, estando en el año 2008, es el equivalente al “detrás del escritorio”, es decir, de todo aquello que existe aunque tu no lo sepas como por ejemplo, las fotos que le hiciste un día a un chicle por la calle (o a unas luces por el paseo en la playa) en plan creativo. Sin embargo, hay una diferencia, detrás del escritorio no esperas que haya nada en concreto, es más, siempre piensas que no debería haber nada ahí. En la carpeta del 2005 sí esperas encontrar cosas: todas las del 2005. Retomando el símil, la probabilidad de llevarte sorpresas desagradables vuelve a ser parecida. En la carpeta del 2005 te das cuenta de que faltan las fotos del viaje a Holanda y detrás del escritorio te encuentras, por ejemplo, chicles, piruletas, o meriendas que pensabas que se había comido el perro.

Deja un comentario

Archivado bajo Vida