Espacios vitales (antes mi habitación, ahora mi ordenador)

Siguiendo con los posts de la nostalgia en días de vacaciones, hoy me he hayado a mi misma comparando cuando hacía limpieza de mi habitación hace unos años (bastantes) con el rebuscar en cds, carpetas y archivos que no sabía ni que conservaba (algunos también se habían echado en falta)

“Por qué limpio/ rebusco”

ANTES: Porque mi madre me obligaba “a limpiar tu habitación”. Lo cual significaba sacarlo todo, cambiarlo de cajón o de sitio, tirar un par de cosas y esconder un par más para que pareciera que había hecho algo :p

AHORA: Aprovecho unos días de descanso para poner mi iPod al día. “Ripeo” música y mientras tanto busco fotos que me suena que tienen que estar por ahí pero adivina donde están. Y por el camino una se encuentra con listas, ideas, proyectos… y también listas de proyectos, de ideas, ideas de proyectos,… y esas cosas.

“Encima de la mesa/ En el escritorio- Mis documentos”

ANTES: Libretas, bolis, papeles, notas de compañeros de clase, cintas de cassette, y esas cosas que crees que necesitas tener a mano, todas a la vez y todas en primer lugar, pero que una vez caían en el escritorio o en el primer cajón, nunca volvían a salir de ahí.

AHORA: Ese ppt que te envían y que “luego me lo leo”, manuales, programa de un festival de cine de hace 1 año, mapas para el viaje del verano pasado, accesos directos a documentos que ya no existen o han cambiado de ruta, y todas esas cosas que almacenas porque, simplemente, no te acuerdas de borrar (porque servir, servir, no sirven para mucho).

“En el último cajón/ En el disco duro del iPod (ese que usas de disco duro de emergencia)”

ANTES: Pues esto es verdad, y en el último cajón de la cajonera más escondida de mi habitación una servidora guardaba un caballero del zodíaco (piscis), los walkmans viejos y uno de los 3 o 4 juegos de cubiertos que me regalaron el día de mi primera comunión.

Gracias Raikzma (encontrado en Flickr)

Gracias Raikzma (encontrado en Flickr)

AHORA: Resulta que guardaba un montón de fotos, escritos y otros preciados documentos que, hasta hace sólo unos días, no había echado en falta. A pesar de ello, se trata, como digo, de documentos muy valiosos ya que, por ejemplo, entre ellos se hayan todos mis intentos de relato en formato digital. :O

“Detrás del escritorio/ En la carpeta del 2005”

ANTES: Detrás del escritorio, (el sitio ese donde hacías los deberes, no el de Windows), había un poco de todo. Gomas de borrar, del pelo, papeles, deberes, recortes de revistas, libretas, más cintas de cassette (estaban por todas partes), fotos y, de vez en cuando, hasta te encontrabas una moneda de 100 o de 500 pesetas.

AHORA: La carpeta del 2005, estando en el año 2008, es el equivalente al “detrás del escritorio”, es decir, de todo aquello que existe aunque tu no lo sepas como por ejemplo, las fotos que le hiciste un día a un chicle por la calle (o a unas luces por el paseo en la playa) en plan creativo. Sin embargo, hay una diferencia, detrás del escritorio no esperas que haya nada en concreto, es más, siempre piensas que no debería haber nada ahí. En la carpeta del 2005 sí esperas encontrar cosas: todas las del 2005. Retomando el símil, la probabilidad de llevarte sorpresas desagradables vuelve a ser parecida. En la carpeta del 2005 te das cuenta de que faltan las fotos del viaje a Holanda y detrás del escritorio te encuentras, por ejemplo, chicles, piruletas, o meriendas que pensabas que se había comido el perro.

Deja un comentario

Archivado bajo Vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s