Archivo mensual: abril 2010

Campaña de marketing creativa del Fnac

La otra tarde estuve en el Fnac justo después de una conversación con Jacobo y Jordi sobre por qué no se puede ir al Fnac y salir sin haber comprado nada (Jacobo confesó que dejó de hacerse la tarjeta de socio para no tener tentaciones O_o). Pues allí que me fui (y además resistí, eso lo cuento luego :P). El caso es que cogí el folleto publicitario y encontré una creativa campaña de marketing. Creativa y eficaz. Porque Quim Monzó es un tío que mola.

Ésta es la campaña:

Sobre la campaña

Un cuento inédito de Quim Monzó. Yuhu.

  • “El más breve de los que ha escrito”: claro, si hubiera tenido que escribir un libro para una campaña de marketing…
  • “Rareza bibliográfica”: ni tan rara… como que está creada “especial para la ocasión”
  • Y encima tiene todo que ver con el día: El Día del Libro

La cosa no deja de tener un regusto… no sé cómo decirlo… Pero hay que reconocer que es una buena campaña: Cuento inédito de escritor que mola para el día del Libro. ¿Funcionará? Conmigo ya ha funcionado 😀

Sobre por qué resistí la tentación

Resistí la tentación porque pensé “en vez de comprarte un libro, cómprate dos y hazlo la semana que viene, así de paso te llevas el relato de Quim Monzó”. Y eso haré. Malo será que no acabe comprándome también un disco o una peli.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicación y publicidad, Libros

Muse demostrando un gran sentido del humor

Descubro vía Twitter un vídeo de Muse que es una auténtica perla. Resulta que la banda fue obligada a cantar en playback en un show de la televisión italiana (y de esto debe hacer ya unos meses, ya que el vídeo de youtube es de Septiembre del 2009). Y en señal de protesta, decidieron intercambiarse los instrumentos. Parece ser que lo hicieron tan bien que ni la presentadora ni el público se dieron cuenta del cambio de roles de los tres integrantes de la banda.

Y es que Matthew Bellamy se convirtió en el nuevo batería del grupo, el batería, Dominic Howard, cantó y tocó el bajo y el bajo, Chris Wolstenholme, fue guitarra y teclado por una tarde.

No os perdáis las caras de los tres componentes del grupo durante la performance. La última parte del vídeo, en la que el batería es entrevistado a modo de cantante y líder de la banda, no tiene desperdicio. Hilarantes sus referencias a “nuestro batería Mat”. Vaya que sí.

Muse es un grupo que destaca por la calidad de sus músicos, por la puesta en escena y desde hoy, para mi, también por su sentido del humor. Esto me suele dar igual en una grupo de música, ya que lo realmente importante es que toquen buena música, pero… hay que ser realmente bueno para reírse así de un programa de televisión.

El vídeo de youtube que adjunto tiene una descripción del autor de la cual voy a destacar la P.S “PS. Remember that not all italians are ignorant and egocentric like the staff of that show“.

8 comentarios

Archivado bajo Música

Paciencia y pastel de queso

En general, no me emocionan los posts con recetas de cocina. Supongo que el motivo es que no me gusta cocinar. No que no me guste, sino que no me sale. Y no me sale por una sencilla razón: no tengo paciencia.

Así que éste no es un post sobre cómo hacer un pastel de queso, por varios motivos:

  • Ayer Cuando hice este pastel fue la primera vez que hice un pastel de queso (no me voy a poner ahora a explicar cómo se hace…)
  • Lo único que sé, es que salió bien porque tuve paciencia (y de aquí el post)
  • En Internet hay cientos de recetas de pasteles de queso, seguro. Todas mejor que la que yo pueda escribir, seguro.

Este post va sobre la paciencia… a propósito de un pastel de queso.

Paciencia y pastel de queso

He aquí el por qué de la necesidad de la paciencia para elaborar el pastel:

  • Se necesita paciencia para calcular bien las medidas de los ingredientes, hay que pensarlo bien. Por ejemplo, yo no tengo balanza, por lo que tuve que calcular a ojo, cosa que hay que hacer estando por lo que hay que estar.
  • Si, como a mi, se te olvida ir mezclando a la par los ingredientes líquidos (nata, huevos) con los no líquidos (azúcar, maizena, etc.), necesitas paciencia para hacer que la masa se vuelva líquida.
  • Si tu tarro de la batidora no es demasiado grande, necesitarás un bol “auxiliar” para mezclarlo todo bien. Pasar de un tarro a otro y ese tipo de malabarismos requieren paciencia… también.
  • Hacer el pastel en un horno de butano, requiere doble paciencia: una para vigilar el pastel (porque diga lo que diga cualquier receta, siempre hay que vigilar el horno, y esto lo he aprendido después de que se me quemara uno) y otra para ir cambiando el fuego: ahora por abajo, ahora por arriba.

A propósito de la paciencia en la cocina

Mi entrenador de natación siempre decía que la sopa hay que hacerla a fuego lento, removiendo mucho, sin prisa. Esto en el agua (de la piscina) se traduce en que no se puede pretender entrenar mucho solo la última semana antes del campeonato, había que prepararse bien durante toda la temporada. En el caso de la sopa hace falta paciencia, en el caso del campeonato hacían falta además otras cosas como fuerza de voluntad y levantarse muy temprano todos los días 😛

Fotos del pastel de queso

3 comentarios

Archivado bajo Comida y restaurantes, Vida

Caprichos

Me gusta mucho esta escena de la película “En Construcción“. En ella dos mendigos reflexionan sobre la riqueza y los caprichos, el diálogo no tiene desperdicio:

Algunas frases

  • ¿Qué hace usted que no tiene novia? / Yo estoy enamorado, y del mar todavía más.
  • Esto es un capricho, capricho en el sentido que se adapta aquí, este color… Es un capricho. Somos personas caprichosas. Caprichos.
  • Hay que probar suerte. La suerte quien la busca, la encuentra.

Por qué me gusta “En construcción”

  • Ofrece una visión cruda de la realidad, de esas películas a lo Fernando León de Aranoa, si uno quiere.
  • Se desarrolla en el barrio del Raval, un barrio en el que posteriormente pasaría casi dos años de mi vida.
  • Estudiantes de Comunicación Audiovisual de la UPF (Universitat Pompeu Fabra) colaboraron en el film, en esa época yo estudiaba comunicación… pero en la UAB.
  • De esto no estoy muy segura, pero me parece recordar que la mayoría de personajes de la película no están representados por actores profesionales.

Sobre la película, me quedo con algo que he leído aquí:

En Construcción no es una película sobre una obra, es una película sobre los cimientos que estructuran nuestra actual sociedad, y no hay mejor manera de reflejar esta tremenda realidad.


1 comentario

Archivado bajo Cine y TV, Vida

Lo que nos hace felices

El otro día cenando con un buen amigo nos pasamos horas y horas hablando (sí, horas y horas). En una de esas conversaciones se produjo algo inesperado para mi: me di cuenta de que una frase que alguien me había dicho hace tiempo, una frase que me había marcado y que seguro que había cambiado el transcurso de muchas cosas en mi vida… esa frase… el que me la había dicho… la había dicho porque él la necesitaba, no porque yo la necesitaba.

Pero lo cierto es que esa frase me sirvió, así que ¿qué más da ahora cómo apareció esa frase en mi vida? A la persona que me la dijo, le sigo estando igual de agradecida.

La frase

“Proyéctate en el futuro, ¿dónde te gustaría estar dentro de 2 años?” Esa frase sirve para muchas cosas. ¿Estás haciendo cosas para llegar ahí dónde querrías estar dentro de 2 años? Si no, ¿por qué no? Si sí, ¿las suficientes? Es como aquello de mirarte al espejo por las mañanas y si no te gusta lo que ves, durante muchos días seguidos, preocuparse. ¿A qué esperas para cambiar lo que ves? Pues eso.

Entre otras muchas cosas, esta frase también sirve para “torturarte” porque no sabes responder a la pregunta. Porque no te proyectas, porque simplemente no sabes qué elegir. Esta frase es como una especie de camino para mi, algo que me orienta, nunca algo que me obsesiona (creo).

Poder elegir

Tener la oportunidad de elegir es un gran peligro… No saber qué elegir cuando puedes elegir absolutamente cualquier cosa… puede hacer mucho daño.

Al día siguiente de tener esta conversación con mi amigo, al entrar en twitter, vi este tweet (¡coincidencia!):

Most of us are terrible at predicting what will make us happy. Diener, E, (1984) #coaching (@Yoriento)

Lo que nos hace felices

¿Y cuando ya has conseguido todo lo que te habías propuesto, qué?? Gran pregunta. A la que me respondo:

  • ¿Cuándo ya has conseguido todo lo que te habías propuesto a nivel material o a otros niveles? Porque lo primero vale pero, lo segundo… ¿es posible? mmmm Bueno, yo digo que no 😛
  • ¿Cómo determina uno si ya es como le gustaría ser o si ya está donde le gustaría estar? ¿Realmente no cambia la imagen/ proyección que nos hacemos de nosotros mismos?
  • ¿Qué pasa cuando nada es suficiente?

Esta última preguntame me toca de manera especial. Nunca nada es suficiente. Siempre persiguiendo el reto para ser feliz, una vez alcanzado… “la normalidad” parece no ser nunca ser suficiente para “mantener” esa felicidad. Sin embargo, he aquí otro gran hallazgo reciente (creo que lo es): a veces lo único que falta para ser feliz es darse cuenta de que no falta nada más.

11 comentarios

Archivado bajo Vida