Archivo de la etiqueta: PADI

Veo pececitos

Llevo toda la mañana (la de hoy y la de ayer) viendo pececitos, toda la mañana pensando en pececitos. Pececitos naranjas, con barbas, transparentes… qué transparentes son los peces.

Nadar entre peces es fantástico. A veces se te va la imaginación (o se te viene, depende de cómo lo mires) y hasta te parece que eres uno de ellos. Después levantas un poco la cabeza y vuelves a la “cruda” realidad.

Lo que más me ha gustado

Perder el miedo a respirar debajo del agua, rodeada de tanta agua, ha estado bien; perder el miedo a los posibles dolores de oída, ha estado bien;  perder el miedo a la vuelta a la superfície, a los fallos de las botellas o de los reguladores… Todo ello ha estado muy pero que muy bien. Y las estrellas de mar, que me las dejo, las estrellas de mar también me han gustado mucho (tan redonditas, tan aparentemente blanditas).  Y las olas chocando contra las rocas… ¡pero desde abajo!!

Pero lo que más me ha gustado, sin lugar a dudas, ha sido nadar entre los peces… nadar con los peces. Mirarlos a  los ojos y pensar que te miran, y quedarte embobada… una sensación única, de verdad.

Oficialmente, ya soy  open-water diver 😀

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes

Curso de buceo

Por fin ha llegado el día. Desde que tengo uso de razón que recuerdo las anécdotats y batallitas de mi padre bajo el agua. Siempre he querido aprender a bucear siempre he dicho que quería aprender a bucear, pero lo cierto es que nunca me lo había planteado de verdad. No hay nada como conocer a alguien que, además de ser amigo, sea monitor de buceo “organizamos unos cursos en verano, ¿te apuntas?”. “Vale”- respondí. Así que igual esta vez tampoco me lo he planteado “de verdad”… pero aquí estamos 🙂

Lo que siento

Lo que siento es una extraña mezcla de curiosidad (mucha, muchísima) y tristeza. Siempre había pensado que la primera vez que respirara bajo el agua en el mar, lo haría junto a mi padre (cosa que no va a poder ser). Y miedo, también siento algo de miedo. Aprendí a nadar de pequeñita, con 3 años ya me tiraron a la “piscina grande”… y siempre me he sentido muy pero que muy cómoda dentro del agua (con algunas excepciones, que detallo más adelante). Pero- sí, hay un pero- no sé por qué… me da un respeto tremendo el fondo del mar. Es decir, que esto puede salir bien… o puede salir fatal. Pero no voy a quedarme con la duda por más tiempo.

Cómoda en el agua

  • Piscinas
  • Pantanos
  • Mar (agitado, sin agitar… lloviendo… sin haber hecho la digestión… 😛 )
  • Abrir los ojos debajo del agua
  • Nadar en zonas rocosas (saltar desde las rocas…)

Incómoda en el agua

  • Saltar de espaldas a una piscina (simplemente, soy incapaz).
  • Trampolines (rocas sí, trampolines no… desconozco la “fuente” del miedo…)

El curso

El curso que estoy haciendo es éste: PADI Open Water Dive Course, y me permitirá bajar hasta 18 metros de profundidad.

La monitora es Laura, pareja de Sergio. Ver el libro de buceo de Laura da  auténtica envidia (de la sana).

Sólo somos 2 alumnos con lo que son casi clases particulares. Las primeras inmersiones en aguas abiertas (mar, en nuestro caso), las haremos el sábado en Blanes. Y eso de ser pocos y estar bien avenidos tiene la ventaja de que el domingo, si todo sale bien, subiremos hasta Begur, que promete ser más bonito.

Si os interesa el curso, ver fotos y vídeos o poneros en contacto con los organizadores, podéis visitar su página en Facebook.

El día

Hoy ha sido el día en que he respirado Ayer tenía que haber sido el día en que hubiera respirado debajo del agua por primera vez. Todavía en piscina. Pero al final no pudo ser, y será mañana.

No puedo esperar a que llegue mañana.

Sí he esperado para publicar el post (quería hacerlo ayer), pero ya no espero más 😛

A lo que sí que no puedo esperar es a que llegue el sábado.

3 comentarios

Archivado bajo Deportes