Sobre la responsabilidad

No soy ni he sido nunca deportista de élite pero sí deportista. De esas que entraban dos veces al día, cada día. Deporte de agua, además… como Manuel Estiarte. Y sí, estoy siendo absorbida por este gran libro (que todavía no he terminado) que se llama “Todos mis hermanos“.

Yo no crecí presionado, era yo quien quería ser bueno, era yo quien quería quedar primero en natación, era yo quien quería hacer bien las cosas, era yo quien me levantaba temprano con mi hermana y éramos nosotros quienes esperábamos en la puerta de la escalera a que pasara el entrenador con su viejo coche para recogernos… En la espera, aterido de frío, y me sentaba en el suelo abrazado al termo de leche caliente que mi madre me había preparado, con el bocadillo, para después del entrenamiento. Y deseaba que el entrenador no pasara para volver al calor de la cama… (Pero esto sólo sucedió una vez en todos aquellos años).

Cuando leí este párrafo, más allá de acordarme de todas esas mañanas en las que el despertador sonaba a las 6.15h  y entraba en la habitación de mis padres y decía “Papá, es la hora, ¿me llevas?” y rezaba para que me dijera “Estoy muy cansado, ¿lo dejamos?” pero él siempre contestaba “Venga, vamos”…

[Y aquí quiero hacer un alto, porque nunca podré recompensárselo como se lo merece, pero sí al menos hacerle un reconocimiento. Ole mi padre que se iba a dormir a las tantas y se levantaba a las 6.15h para llevar a la niña a la piscina.]

Y sigo. Pues eso, más allá de sonarme familiar la escena, me he sentido identificada con lo de la responsabilidad. Mis padres nunca pusieron horarios, ni prohibieron, ni dijeron no, ni amenazaron (bueno una sola vez, a los 16 años, mi madre no me dejó hacerme un piercing; me puse 2 a los 18). Nunca ha habido un no. Siempre una recomendación o una advertencia pero nunca una prohibición.

Siempre fui yo la responsable, la que hacía los deberes antes de mirar la tele o ir a entrenar, la que no faltaba a clase, la que se sentía mal si se saltaba a un entrenamiento, la que llegaba no demasiado tarde por las noches. Nunca a base de prohibiciones.

Recuerdo una conversación en una comida de empresa en la que alguien más experimentado que yo y con hijos me dijo “eso es muy bonito, pero en la mayoría de los casos sale mal, a los hijos hay que educarles también con normas, obligándoles, haciendo que cumplan, etc.”. Bueno, no digo que no tuviera razón, pero a mi me gusta pensar que otra educación es posible, y que “sale bien”😀 Y al leer a Estiarte he pensado… así soy yo también, todavía hoy.

Me sentía angustiada el otro día, y me preguntaron: “¿A quién tienes miedo de defraudar?”. Y yo buscaba a gente por ahí… pero dije: “A mi, a quién no quiero defraudar es a mi”. Y ahí me quedé, enganchada, dando vueltas…

3 comentarios

Archivado bajo Formación, Libros, Vida

3 Respuestas a “Sobre la responsabilidad

  1. Reader

    Seguramente la persona experimentada y con hijos (muchos hijos, seguro) con la que hablaste estaba de acuerdo con eso tan de colegio de curas de “La letra con sangre entra”.

    ¿A los niños hay que educarlos como a los perros, si se mean donde no toca, le metemos con el periódico?… ¡no fastidiemos!

    Vivimos en un país acomplejado y marcado por los mandamientos y las leyes de un Dios en el que creen unos pocos.

    ¡Es evidente que hay otras maneras de educar!

  2. vramosp

    @Reader: Lo de la letra con sangre me ha recordado a una escena de Harry Potter en la que la profesora castiga a Harry a escribir no sé cuántas veces algo de no decir mentiras con una pluma especial que no necesita tinta y le graba lo que escribe, con sangre, en su propia mano (aunque él lo escribe en el papel).

  3. Reader

    Eso me recuerda a cuando en el colegio de curas nos hicieron escribir 1.000 veces a toda la clase que el Nitrato era la mejor vacuna para el SIDA.

    “Nitrato” contigo “nitrato” con nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s