Caótica Ana – Julio Medem

Caótica Ana es la última película de Julio Medem y se estrenó hace ya un par de años, en 2007. Actualmente Medem está preparando “Room in Rome“. Hace tiempo que tenía pendiente verla, pero la verdad es que por un motivo o por otro, nunca lo había hecho. Creo que en realidad me daba un poco de pereza… no me habían hablando muy bien de ella.

Antes de dar mi opinión sobre la película, he de decir que me gusta Medem. La manera en que la sensibilidad aflora en sus películas (en las que he visto, me hayan agradado más o menos) me parece sencillamente sensacional. Me siento conmovida con cada uno de sus planos. Pero esto no ha sido siempre así, sino que tengo que remontarme al año 200no-sé-cuántos para explicarlo.

Remontándome al año 200no-sé-cuántos

Julio Medem vino a la facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAB, donde yo estudiaba por aquél entonces, para dar una charla. Lo cierto es que no recuerdo de qué iba la charla, sólo que ya se había estrenado Lucía y el Sexo, que la gente preguntaba sobre La Pelota Vasca, que Medem habló de su vida privada (su primera hija, su mujer, el póster que tenía en su habitación de pequeño), de sus sentimientos (el impacto que sufrió con las críticas de “La Pelota Vasca”), de cómo plasmar esos sentimientos en sus películas… Y ahí fue donde me di cuenta.

Ya tenía alguna sospecha, pero ahí fue donde me di realmente cuenta de que para hacer cine lo más importante es tener sentimientos. Esto se traduce en tener algo que decir, por supuesto, pero lo importante, lo realmente importante, es SENTIR. O al menos eso es lo que yo saqué en claro después de escuchar a Medem aquella mañana. Luego te puede faltar técnica, empuje o lo que sea, que son igualmente necesarios… pero el sentimiento es lo que le da sentido y, desde mi punto de vista, también belleza, a una película.

Mis películas preferidas (de Medem)

Para que me conozcas un poco más, para que, si has visto alguna de estas películas, puedas comparar y saber si te apetece ver o no “Caótica Ana”, ahí van mis preferencias medemísticas.

La Ardilla Roja es sin duda mi película preferida de Medem. Tiene un aire surrealista que la hace muy, muy especial. “Lucía y el Sexo” me gustó al principio, pero con el tiempo ha desaparecido de mi memoria y el recuerdo que guardo de ella no es especialmente bueno (tampoco especialmente malo).

Los Amantes del Círculo Polar me hizo sufrir tanto como me conmovió, creo que es la primera película suya que vi. Con el tiempo lo que me queda de ella es una historia un poco empalagosa…😛 Pero en su día me atrapó, no puedo negarlo… (como buena chica- romántica- empalagosa que soy).

Y en honor a la verdad, de Tierra casi no me acuerdo y Vacas removió algo que me hizo apartarla. Pendiente estoy de volver a verla por tercera o cuarta vez.

Caótica Ana

Y ahora sí, habiendo contado todo esto, puedo hablar de “Caótica Ana”. En primer lugar, decir que si hubiera sido una de esas tardes de:

– ¿Vamos al cine?

– ¿A ver qué?

– No sé, lo que sea, si nos gusta alguna.

– Vale

(… en el cine)

– Mira, una de Medem.

– Venga, pues esta.

Si hubiera sido una de esas tardes, estoy segura de que no me hubiera gustado. No me hubiera dado cuenta de la mitad de las cosas y, como he oído por ahí, probablemente me hubiera parecido “una ida de olla”. Pero lo cierto es que tuve suerte y no fue ése el caso.

Es una película compleja que requiere (toda) tu concentración cuando la mires. También creo que requiere, hasta cierto punto, una identificación con el tema… seas hombre o mujer (y si finalmente ves la película, sabrás por qué lo digo). Es de esas películas en las que tienes que entrar, y si no entras, si te quedas fuera, ya lo puedes intentar que no te va a gustar. Pasa también con los discos o con los grupos de música… y a menudo con las obras de autor. Pues eso.

Una vez dentro, me gustó reecontrarme con ciertos elementos surrealistas que me recordaron un poco a “La Ardilla Roja”. El tema de la feminidad es importante, también están presentes el arte y la historia… lo primitivo, lo humano. Ahí me enrosqué… en muchas cosas conocidas pero desconocidas, en sentimentos confusos y profundos, en instintos humanos… instintos de mujer.

Ana, la protagonista, tiene o representa tan bien ese áurea mística que la hace especial y diferente, pero Bebe no sé queda atrás para nada. Parece mentira que sea la misma Bebe de La Educación de las Hadas.

Y la música… la música. Bella. Aquí van un par de canciones:

Dedicada a su hermana Ana

Son los créditos finales, no es un spoiler.

Deja un comentario

Archivado bajo Cine y TV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s