El cambio

El cambio per se no es una cosa buena ni mala.

Estos días ando obsesionada con el cambio… con el análisis de por qué sucede y de cómo me afecta. Me he dado cuenta de lo mucho que los cambios pueden incidir en mi estado de ánimo… ¡y de qué manera!

Las circunstancias y el objetivo

  • A veces no es que hayamos tomado una decisión equivocada, sino que cuando la tomamos las circunstancias eran diferentes de ahora, que es cuando la estamos evaluando de nuevo (la decisión).
  • A veces cambiamos el objetivo, y no tiene por qué ser algo malo… antes íbamos a por A, ahora vamos a por B.
  • A veces suceden ambas a la vez🙂

La falta de percepción de estos factores me ha hecho caer en el error de pensar que SIEMPRE tomo decisiones equivocadas.

Si funciona, ¿para qué cambiar?

Hoy me han hecho Ayer me hicieron una pregunta, ¿si funciona bien, para qué cambiarlo? Lo he estado pensando un buen rato… y he llegado a la siguiente conclusión.

En la línea de los puntos anteriores… si cambian las circunstancias, es posible que a) siga funcionando bien b) siga funcionando bien a consta de que otra cosa funcione mal c) no funcione como debería y sea necesario un reajuste. Creo que, dado el caso de que cambien las circunstancias (o los objetivos), realizar el ejercicio de plantear el cambio resultará, como mínimo, positivo.

Cambio y tipos de miedos

Tipo 1: Algunas personas tienen miedo al cambio por lo desconocido, lo que no controlan o lo que, en definitiva, no saben si va a ser mejor… pero siempre piensan que puede ser peor.

Tipo 2: A mi personalmente lo que me da miedo del cambio es cambiar por cambiar, sin saber por qué lo hago y quizás perdiendo de vista mis objetivos vitales. Precisamente por la falta de miedo del tipo 1, suelo ser bastante propensa a los cambios y, la falta de análisis, me lleva a situaciones de duda y miedo tales como el plantearme si, cuando hago un cambio, lo estoy haciendo realmente “bien” (para otro día lo del “bien”🙂 ).

Cambio de calzado. Hasta hace poco no fui capaz de tirar las viejas... siendo las nuevas otra vez las viejas.

Cambio de calzado. Hasta hace poco no fui capaz de tirar las viejas... siendo las nuevas otra vez las viejas.

1 comentario

Archivado bajo Vida

Una respuesta a “El cambio

  1. Al menos tú reflexionas sobre el cambio… Eso es buena señal😉 ¡A cambiar de zapatillas!🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s