Nadar

Nadar suele ser una buena cosa cuando el objetivo es avanzar. Se puede nadar de muchas maneras…

Se puede nadar dejándose llevar por la corriente, como los peces muertos.

Se puede nadar a contracorriente y esto, para mi, tiene dos posibles interpretaciones. La primera, avanzar intentando cambiar todo lo que a uno se le pone por delante, lo cual puede significar o que somos unos inconformistas o que nuestra incapacidad para adaptarnos al entorno es enorme😉. La segunda, saber avanzar haciendo frente a las dificultades. Porque en la vida no siempre viene todo del lado bueno.

O sí, a veces las cosas vienen del lado bueno, vienen fáciles y somos nosotros los que no empeñamos en hacerlas complicadas. En complicarnos la existencia. En complicarle la existencia a los que nos rodean.

Lo importante, sin embargo, es nadar. Nadar y moverse, dar pasos hacia adelante. La persona que me regaló esta pececita me dijo que yo le recordaba a ella, me dijo “sigue nadando, sigue nadando”. Y eso es lo que me dispongo a hacer en estos instantes. Seguir nadando.

foto-8

Sólo me falta aclarar hacia dónde🙂

1 comentario

Archivado bajo Vida

Una respuesta a “Nadar

  1. Que la corriente te acompañe, si no, que la revientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s