Los niños y la publicidad

Veo cerca de casa este anuncio y me acuerdo de un debate, hace tiempo, en clase de publicidad, en la facultad.

El anuncio

la_risa_edit

El debate

Básicamente hablábamos de la “utilización” de los niños en la publicidad, hecho al que yo, hasta entonces, no había prestado la menor atención. En algunos casos, como en los anuncios de pañales, de juguetes o de la Fundación Theodora (la del cartel), la aparición de los niños está más que justificada.

Pero la cosa no queda ahí. Los niños y las niñas, nos guste o no, venden. Y venden porque enternecen, hacen gracia, nos recuerdan la inocencia perdida, son monísimos, etc. etc. etc. Y es por ello que, en determinadas ocasiones, se convierten en un “recurso fácil” para los publicistas. Con el añadido de que son niños y un rodaje siempre es más duro para ellos y aquí también un etc. etc. etc.

Entonces, el debate iba de que, si bien es cierto que no es condición sin equanum que el producto o servicio anunciado esté directamente relacionado con el contenido del anuncio, en el caso de los niños, y dado el esfuerzo que supone por parte de éstos… ¿podemos hablar de abuso (por lo de ser un “recurso fácil”, además)?

Mi intención no es polemizar. Ahí lo dejo. Y dejo también un ejemplo.

Niños y “medios” online

Veo en el telediario (lunes 8 noche) un vídeo de unos niños en Youtube. La noticia es que los niños y las risas atraen tanto que un vídeo casero se ha convertido en un hit en Internet (concretamente en la conocida web de vídeos). Si decía que los niños eran un recurso fácil éste hecho no hace más que corroborarlo. También para los “nuevos medios” y/ o para el marketing online. Hasta politonos con el “Ouch! That really hurts” han dicho que han hecho :O

nino_risa

3 comentarios

Archivado bajo Comunicación y publicidad, marketing online

3 Respuestas a “Los niños y la publicidad

  1. Es un tema espinoso. No ya en publicidad, sino en muchos otros ámbitos se ha hecho un uso abusivo e indebido de los críos para vender mejor un producto. Por ejemplo: un libro y / o una película. De muestra, un botón: “El niño con el pijama de rayas”. Enternecedora y terrible al mismo tiempo, es una fábula que difícilmente se hubiera podido dar en realidad. La oposición de la bondad sin límites de un infante a las monstruosidades del nazismo no puede menos que dar lugar a una historia, como ya he descrito, enternecedora y terrible.

  2. La única restricción que debería existir es en temas de condiciones en las que “trabaja” el niño. Quiero decir que no podemos hacer que un niño trabaje 8 horas para rodar un anuncio. En temas de contenido, cualquier opción me parece lícita (siempre que sea legal, claro), y creo que existe mucho control sobre que se usa y que no en publicidad. Los creativos se ven muchas veces coartados por la opinión pública, porque siempre existe algún colectico al que le molesta alguna posición que no sea neutral y “light”. La publicidad argentina, por ejemplo, es mucho más agresiva y descarada, y no veo nada malo en ello, está en cada uno hacer caso a lo que vemos o no…

  3. olivia y marta

    me parece super mal que utilizen a los niños como objeto, como cosas para vender un producto o que los utilizen para dar cara al público con tan solo 2 años o menos. Me parece vergonzoso ya que deben estudiar y hacer otras cosas y no se debería estar permitido, sin mencionar que atenta a la ley de publicidad contra la utilizacion de imágenes de niños/mujeres en ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s