Elegir nickname

Elegir nickname es una de esas tareas de la que una servidora desconoce el “ritual de elección” actual (si es que hay alguno) por puro abandono del tema. Y es que desde que eligiera el mío, ya hace unos cuantos años, no me he vuelto a preocupar por ello (y debería… ahora descubriréis por qué ;)).

El viernes salió el tema de los nicks en una cena y Jordi me dijo que “la verdad, la primera vez que vi tu nick, me sonó raro (y más para una chica)”. Y les conté la historia. Alex también nos contó la suya, pero no la voy a contar yo (que lo haga él :p).

Mi primer nick

Recuerdo como si fuera ayer el día que mi padre, animado por un amigo suyo que tenía una academia de informática, me dijo: “vamos a poner Internet en casa”. Pues vale (yo no sabía casi ni para qué servia o podía servir “eso”). Las indicaciones del amigo de mi padre eran claras: tienes que elegir un nombre, ese nombre es el que te va a identificar en Internet, y sirve para que la gente te escriba correos y también para cuando hablas con otra gente :O (o algo así debió contarnos).

Resumiendo, mi padre y yo nos sentamos en una mesa con una libreta y un boli y nos dispusimos a elegir tan importante nombre que, diría mi padre “es para toda la vida”. Así que había que pensarlo bien. Pues bien, no lo recuerdo con exactitud, pero de ese brainstorm salieron ideas como: océano profundo, ballenas azules, mar azul, delfines no-sé-qué… (tanto mi padre como yo somos de mar, se nota ¿no?).

Alguno de los dos debió pensar que en inglés quedaría más cool: nos quedamos con “deep ocean”.

Alguno de los dos debió pensar que era muy largo: nos quedamos con “deep“.

Mi segundo y definitivo nick

Después de que todos mi cyberamigos me conocieran como “deep” y de que alguien en el canal de “TSP (The Smashing Pumpkins)” me regalara una camiseta del grupo con mi nick (guauuuuu!), el nobre empezó a ser tan común que, básicamente, era un lío. Entraras donde entraras, estaba lleno de “deeps”. Es más, muchas veces entraba a al mirc y alguien ya lo estaba usando😦

Así fue como pensé que había que cambiarlo, aunque me daba mucha pena y quería conservar algo de mi antiguo identificador. Pequeño inciso cronológico para el lector: todavía no hemos llegado a la época de la tarifa plana.

Un día, estando en Zaragoza de vacaciones en casa de la que todavía hoy es mi mejor amiga (Virginia), me lancé a quedar con un amigo del canal de TSP (Becquer de nick) al que no conocía personalmente. Él y sus amigos, de los que guardo unos recuerdos divertidos aunque un tanto extraños (lo de ser “friki” todavía no estaba de moda) fueron los que acabaron de decidir mi nick. Lo que pasó fue que comenzaron a llamarme “the bane of our existence” (la expresión significa “ser la cruz de alguien”, pero me lo llamaban por mi nombre “vane”), y yo, realmente curiosa por la palabra (que no había oído nunca), la añadí a mi nick, desde entonces: deepbane (no con “v”, no…).

El nick se puede cambiar

Eso es lo que me dice la gente cuando les doy mi e-mail. Ya, pero llevo tanto tiempo con él, que le tengo cariño. Lo que pasa es que para “cosas serias”, igual sí debería crearme una cuenta de gmail con mi nombre, inicial y apellido o algo similar… ¿no? :p

Cuando hablas con otra gente por Internet

Ya que estamos, voy a hacer un inciso para recordar el mirc, ese programa de chat con el que empecé a conocer gente de toda España, a pelearme con mi madre porque la gente llamaba por teléfono y no nos enterábamos (“la niña está hablando por Internet”), a jugar al trivial online, a descubrir nueva música (entre ellos depeche mode y tool), a pasarme archivos (bueno, a que me los pasaran, porque yo no sabía cómo hacerlo), a visitar páginas web de gente y flipar cuando hacían un cambio y yo podía verlo desde mi casa, … y tantas y tantas otras cosas. La verdad es que supongo que es por ello que nunca he sido fan de messenger y que, exceptuando skype, no soy gran aficionada del chat (se quedó en mi adolescencia :)).

Y tú, ¿cómo elegiste tu nick?

3 comentarios

Archivado bajo Vida

3 Respuestas a “Elegir nickname

  1. guest_de

    Muy simpático tu texto.

    Yo tengo una gran batalla con la elección de nickname. Por un lado que sea original y si cabe formal (por si hay que darlo a alguien importante). Por otro lado que sea simple de recordar y que esté disponible en los sitios más populares. Es complicado, sí.

    En el transcurso de dos años habré cambiado de nick como 4 ó 5 veces, como dicen por ahí un cambio de nick refleja un cambio personal, o eso dicen.

    Hace años corrió en mi cabeza una idea: ¿y por qué no se implementa un identificador universal dentro de internet para cualquier sitio web? Pues toma, ahora tenemos openID, pero ni me gusta ni lo veo seguro, una vez revelada la clave de tu ID todos tus perfiles están al descubierto.

  2. Pues a mi me gusta tu nick, ¿qué quieres que te diga?

    Me gusta la historia y yo si fuera tú nunca me lo cambiaría, claro que yo soy plunchete😛

    Por todo lo demás, tus amigos del IRC con los que quedaste eran un poco raros, no? xD

  3. vramosp

    @Plunchete Sí, los amigos del irc eran un poco raros… pero muy divertidos😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s