Sin móvil

Ayer mi móvil dejó definitivamente de funcionar. Ya no albergo esperanzas. Parece que no le sienta bien que lo enchufen a la corriente… el otro día se puso a hacer el tonto y ayer dijo que ya no se encendía más. Es el segundo aparato que muere en este piso: primero el iPod de JJ (que ya venía enfermo de Calella) y ahora mi móvil.

De momento no voy a mover un dedo por hacerme con uno nuevo (ni de segunda mano). No sólo porque hoy sea dominngo y mañana fiesta, que también, sino simplemente porque no me apetece. Un peso menos en el bolso y a ver cuánto duro.

A mi madre, que no lee mi blog, la llamaré para darle la noticia (¡ahora que ella tenía uno nuevo y hasta ha aprendido a enviar y leer sms!).

Deja un comentario

Archivado bajo Vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s